Deportes

Bale y la presión de ser el más caro

Las principales figuras del mundo futbolístico declararon sus posturas ante el pase del volante y comentaron sus traspasos personales.

Alan Shearer fue el jugador más caro de la historia en 1996 y dice que disfrutó de la etiqueta.

Una vez puesto el dinero, habrá que esperar para ver cómo Bale supera la presión de ser el más caro de la historia, algo más fácil para unos que para otros.

Así, el comentarista de la BBC Alan Shearer, que en 1996 se convirtió en el jugador más caro del mundo cuando Newcastle pagó 15 millones de libras (lo que hoy serían US$23 millones) por él al Blackburn, dijo que le encantó la experiencia.

"Pensé que era una barbaridad de dinero como sucede ahora con Gareth Bale, pero lo vales si alguien está dispuesto a pagar eso por ti (...) Eso me dio mucha confianza. No lo sentía como un lastre. Me encantaba la idea de ser el jugador más caro. Me encantaba que todo lo que hacía estuviese sometido a examen y que fuera analizado más que nunca y eso le pasará a él", afirmó Shearer en referencia al nuevo 11 madridista.

La etiqueta de ser el más caro de la historia le pesó más al francés Zinedine Zidane, que en más de una ocasión ha hablado de la presión que le supusieron los más de 70 millones de euros que pagaron por él cuando llegó al Madrid en 2001.

"Estuve en la portada de los periódicos todos los días durante 100 días. Me seguían muy de cerca y empecé a pensar que no sería posible aguantar eso por mucho tiempo", cuenta en su página web. "Hasta que un día, todo paró de golpe y todo comenzó en ese momento", recuerda el mediocampista.

Si ese fuera el caso de Bale, con seguridad Zidane, quien ahora forma parte del cuerpo técnico del club blanco, estará ahí para darle los consejos necesarios.

En Imágenes