Deportes

Según el propio titular de AUF, el fútbol uruguayo es "complejo e insólito"

Las declaraciones del dirigente, de 71 años, fueron hechas a menos de un mes de un nuevo compromiso de la selección nacional por las eliminatorias mundialistas sudamericanas y en medio de un escándalo por presunto intento de soborno.

El fútbol uruguayo es un escenario "complejo, difícil e insólito", según el actual presidente de la AUF, José Luis Corbo.

Este panorama es consecuencia de "los poderosos intereses encontrados", ya que "cada uno mira su chacra (sus propias cosas)" y "muchos se detienen más en el árbol que en el bosque", agregó.

Transcurridos diez meses de gestión, tras asumir en agosto, Corbo dijo que está sorprendido por lo que encontró en la casa mayor del fútbol uruguayo. "Es impresionante el escenario. Si lo hubiera imaginado no hubiera aceptado el desafío", acotó.

Después de varios días de silencio se "desahogó" mesuradamente en momentos en que la Justicia investiga las denuncias de intento de soborno al árbitro internacional argentino Sergio Pezzota, que en noviembre pasado dirigió el partido Uruguay-Chile, que terminó 2-2.

En su condición de presidente de la AUF, su nombre se incluye en la lista de sospechosos de haber contratado a una mujer para que acompañara a Pezzota los tres días que estuvo en Montevideo.

La mujer ha mencionado a otros dirigentes e incluso a algún presidente de club, pero no a Corbo, quien asumió en agosto del año pasado y generó expectativas por una administración transparente, acorde a sus antecedentes en el club Rampla Juniors, de Primera División, y en la función pública.

El máximo dirigente del fútbol uruguayo no quiso referirse específicamente al llamado "Caso Pezzotta", porque "está en manos de la Justicia" tras la denuncia presentada por la AUF y por el gobierno del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, a través del Ministerio de Deportes.

Pero se mostró conmovido por el escándalo, cuyos detalles se hicieron públicos hace unas semanas en Buenos Aires a modo de crónica periodística, que se trasladó inmediatamente a los ámbitos deportivos, periodísticos y judiciales uruguayos.

La protagonista de esta historia insiste en que fue contratada por dirigentes locales, que se alojó en el mismo hotel de los árbitros y que recibió una noche a Pezzota en su habitación. Aclaró que nadie le encargó que le pidiera un arbitraje a favor del local.

Se queja sí, de que no le pagaron lo convenido, por lo cual elevó los antecedentes a la FIFA.

Corbo no acepta que su honorabilidad se ponga en duda. "Estuve años en la Auditoría General de la Nación, donde tenía que fiscalizar a funcionarios de gobierno. Y tuve que tomar muchas decisiones importantes, pero nunca actué con deshonestidad", recalcó.

Se lamentó de que al frente de la AUF "permanentemente esté en juego la conducta, la dignidad y la responsabilidad de las personas y cualquiera se crea con derecho a enjuiciarlas". "Y muchos están viendo siempre cosas malas, nunca las buenas, aunque confío que triunfará la verdad y la justicia", remarcó.

Corbo recibe presiones permanentes de su familia para que abandone el cargo. "Abandonaría porque temo por mi salud pero me he juramentado cumplir mi compromiso", dijo.

Aseguró que se siente "fortalecido" y "comprometido con la causa del fútbol uruguayo" y en este sentido dijo que el objetivo primordial del equipo dirigencial que conduce es "poder estar nuevamente en un mundial", en este caso, el de Sudáfrica 2010.

"Uruguay tiene que volver a ser protagonista a nivel internacional y para eso estamos trabajando, a pesar de las dificultades, a veces inexplicables", agregó.

El "largo camino" hacia Sudáfrica "se nutre no solamente de resultados deportivos, sino de otros elementos. Y también de mucho trabajo, sacrificio y dinero", subrayó el dirigente uruguayo.

Ante este panorama "difícil y complejo", el titular de la AUF cree que el fútbol profesional de su país debería tener otra organización institucional diferente a la actual asociación civil, en la que los clubes son el órgano soberano y un consejo directivo, electo por la asamblea, se encarga de las tareas ejecutivas.

"Debería cambiar eso, pero es muy difícil por infinidad de razones", agregó Corbo, quien sin embargo, asegura que en su gestión se avanzó bastante en la corrección de muchos vicios.

Señaló como algunos de esos avances la tarea administrativa de la AUF, la organización de los torneos nacionales, la reestructura del fútbol juvenil y la trasparencia administrativa, entre otros logros.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic