Un hombre murió por un infarto tras sufrir un violento asalto en Córdoba

La víctima tenía 65 años. Falleció poco después de que fuera asaltado por tres delincuentes armados que entraron a su casa y lo golpearon brutalmente. Al parecer, los ladrones lo habían golpeado brutalmente.

Un hombre de 65 años murió de un infarto poco después de que fuera asaltado por tres delincuentes armados, quienes irrumpieron en su casa y lo golpearon brutalmente, en un episodio ocurrido en el barrio Ayacucho de la capital de Córdoba.

Según informaron fuentes policiales, la víctima, identificada como Osmar Marino, sufrió golpes por parte de los ladrones –de acuerdo con lo que relataron sus familiares- y tras el asalto padeció una indisposición cardíaca que le provocó la muerte en forma casi inmediata.

El fatídico hecho ocurrió ayer a última hora de la noche, alrededor de las 23:50, cuando el hombre ingresaba a su domicilio en la calle República al 1600, a bordo de un automóvil Mitsubishi, indicaron las fuentes consultadas.

En ese momento, los malvivientes aprovecharon la ocasión y redujeron al hombre, a su esposa, de 64 años, a la hija de ambos, una chica de 26, y a su yerno, de 28.

Posteriormente, los malvivientes se apoderaron de unos 2 mil pesos en efectivo y alhajas, y tras golpear a Marino huyeron del lugar.

Erika, hija de la víctima, contó que uno de los ladrones "lo trató muy mal" a su padre y "le pegó mucho" porque no le creían que no tuvieran más plata, según sostuvo.

En declaraciones radiales recogidas por el sitio web del matutino cordobés La Voz del Interior, la joven dijo que su padre era "hemofílico" y que padecía "una pequeña afección cardiaca" que se le había descubierto hace poco tiempo, pero que "no era de importancia".

Además, mencionó que los malvivientes huyeron cuando advirtieron que Marino comenzaba a descompensarse.

La chica afirmó que sintió "impotencia" por el asalto y denunció que los servicios de emergencias 107 y 136 no habían llegado a tiempo al lugar.

Aparentemente, la muerte del hombre, frente a los ojos de su propia familia, se habría producido a causa de un episodio de estrés por el robo a mano armada que había sufrido momentos antes.

De acuerdo con lo informado por la fuerza de seguridad, Marino padeció "un paro cardiorrespiratorio" que derivó en el deceso.

El fiscal Raúl Garzón, del Distrito 3, a cargo de la causa, indicó que el hecho fue caratulado como "homicidio en ocasión de robo".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 11:26
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 11:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes