Un físico cordobés logró retroceder el tiempo

Horacio Pastawski demostró, a escala microscópica, que se puede retroceder en el tiempo. También probó que es imposible para los seres humanos.

Horacio Pastawski es un físico especializado en mecánica cuántica que realiza experimentos en los que puede hacer retroceder el tiempo a escala microscópica. Es investigador del Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba. Tras sus descubrimientos, la prensa especializada lo llamó “El maquinista del tiempo”.

“¿Es posible viajar en el tiempo?”, se preguntó Pastawski y ese fue el puntapié para iniciar su investigación y llegar a esta conclusión: “Hoy sabemos que a nivel macroscópico es imposible que un hombre viaje al pasado, porque un ser humano es un sistema complejo de energías y reacciones químicas; y mientras más complejo es el sistema más inestable y tendiente al caos es. Pero la reversibilidad del tiempo a nivel microscópico es posible y tiene aplicaciones inconmensurables”.

El experimento a nivel microscópico demuestra que la línea de tiempo presente en cada átomo, partícula u objeto, a veces carece de sentido. Es decir, que el tiempo es reversible a este nivel, ya que no se puede distinguir si corre hacia delante o hacia atrás.

Esto, lejos de esperanzarnos en búsqueda de la máquina del tiempo, nos aleja de la posibilidad de que alguna vez exista una, ya que su experimento también prueba que el tiempo no puede ser totalmente reversible a nivel macroscópico, lo que implica que los seres humanos no vamos a poder rejuvenecer, sólo nuestras moléculas podrían lograrlo.

El experimento

En el Laboratorio Nacional de Investigación y Servicios de Resonancia Magnética en Sólidos del Conicet y la UNC, el equipo de Pastawski manipuló núcleos atómicos en cristales, generando una especie de “mancha” formada por ondas magnéticas.

Esa mancha se dispersó por el cristal en acuerdo con la Mecánica Cuántica -como una gota de tinta se diluye en el agua- cambiando las propiedades magnéticas  de éste. Luego, aplicó una sucesión de impulsos electromagnéticos conocido como “diablillo de Loschmidt” que logró revertir este proceso: las ondas magnéticas regresaron en el sentido inverso hasta reconcentrarse en el punto donde fueron creadas y los átomos volvieron a su estado inicial. Una verdadera “Máquina del tiempo” que actuó en milésimas de segundo.

El descubrimiento de Pastawski, conocido a nivel internacional como “Eco de Loschmidt”, muestra además lo que sería una faceta de la física que pocos profesionales del área se animan a admitir: la carencia de la posibilidad de controlar absolutamente todo.

“Siempre ha habido una discusión dentro de la física de que hasta qué punto se pueden controlar las cosas, el Universo. Y muchos físicos y tecnólogos se han creído con un poder casi ilimitado, sobre todo en el laboratorio donde, controlando ciertas variables, podés manejar causas y efectos”, cuenta Pastawski al diario La Mañana de Córdoba.

Y aseguró: “Cuando intentás a manipular la naturaleza, ves que hay cosas que son difíciles de explicar, y aparecen resultados absolutamente sorprendentes”.

Y aquí remata: “El Eco de Loschmidt demuestra que en cada sistema hay un umbral de tiempo después del cual dejamos de controlarlo, es decir que existe una limitación natural.  Cuanto más  se lo deja “envejecer”, el rejuvenecimiento, la vuelta al estado inicial, es más imperfecto”.

Opiniones (1)
9 de Diciembre de 2016|11:01
2
ERROR
9 de Diciembre de 2016|11:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lástima, el próximo paso era intentar volver al 2003 por enero, o febrero y no cometer los mismos pedos.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic