Deportes

Racing tiene un nuevo interventor, designado por Daniel Scioli

Cerca de medio centenar de hinchas, de los denominados "barrabravas" de Racing Club, provocaron incidentes e intimidaron y amenazaron a los jugadores del plantel profesional, en el marco de una crisis institucional y futbolística del club.

Tras conocerse los incidentes, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, decidió desplazar al interventor de Racing, Nicolás Dilernia, y designar en su reemplazo a Héctor García Cuerva.

La decisión busca "provocar una inmediata normalización" del club, atravesado por una crisis institucional y futbolística, afirmó el gobierno provincial.

En tal sentido, García Cuerva dijo que le pedirá a la empresa Blanquiceleste SA, gerenciadora del club, que deje su lugar, para así descomprimir la actual situación.

"Hoy, para nosotros los hinchas de Racing, no hay mejores jugadores de los que tenemos ni mejor técnico del que tenemos. Esta no es una decisión alocada y éste no es un proyecto de cinco fechas", explicó García Cuerva.

El anuncio del reemplazo de interventor la brindó el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, quien señaló que "la decisión apunta a la preservación institucional y a conseguir un marco de seguridad general, particularmente en cuanto a la integridad física de los socios del club, los jugadores y todas aquellas personas vinculadas".

Los incidentes se registraron este mediodía en la localidad de Avellaneda, durante el entrenamiento que el plantel que conduce Juan Manuel Llop realizaba en el estadio de Racing.

El equipo está en zona de Promoción, a falta de cuatro fechas para terminar el torneo Clausura, y está en una situación comprometida para poder mantenerse en la primera división del fútbol argentino.

Como consecuencia de los incidentes, diez hinchas fueron detenidos por la Policía, en las adyacencias del estadio.

Los hinchas se acercaron hasta el perímetro que rodea el estadio y desplegaron una gran bandera con los colores de Racing -celeste y blanco-, con la leyenda "Kirchner 2003/2011", para luego prenderla fuego.

Asimismo, insultaron a los futbolistas desde atrás de la reja y hasta los amenazaron: "Si Racing va a la Promoción, ustedes van al hospital", tal cual se leía en panfletos lanzados en el lugar.

La bandera quemada hacía alusión al ex presidente argentino Néstor Kirchner, declarado hincha de Racing, y quien alguna vez concurrió al estadio a ver al equipo.

El secretario del COPROSEDE, Guillermo Garayalde señaló a la agencia DyN que "ocho personas fueron detenidas por violación a la ley 11.329 de violencia en el deporte y dos por atentado y resistencia a la autoridad".

Debido a la presencia de los hinchas violentos, el entrenador Llop decidió suspender la práctica del plantel profesional.

El habilidoso mediocampista Maximiliano Moralez, admitió que son entendibles los insultos de la gente para con los futbolistas, pero aclaró que "a nadie le gusta que amenacen con estas cosas".
En Imágenes