Música cuántica: científicos componen la "sonata de la antimateria"
Físicos del CERN convirtieron las oscilaciones de las partículas entre la materia y la antimateria en sonidos audibles para el oído humano. ¿Cómo te suena?

"Para cada partícula fundamental de materia hay una de antimateria con su misma masa pero con algunas características opuestas, como su carga eléctrica", han explicado los científicos del organismo, que han explicado que, mientras algunas partículas existen solo como materia o antimateria, otras pueden cambiar en una u otra.

Así, mediante el detector del acelerador de partículas situado en los laboratorios del CERN, los investigadores pudieron observar que algunas de las partículas llegaban a oscilar entre la materia y la antimateria hasta 3 billones de veces por segundo, y lo que hicieron fue traducir esa frecuencia a notas musicales.

Sin embargo, han tenido que ralentizar la frecuencia "millones y millones de veces" para lograr que pudiera ser detectada como un sonido por el oído humano.

Seguí este vínculo para escuchar el sonido de las partículas.

La grabación del sonido está en la cuenta de Youtube del físico de partículas Robert Lambert, trabajador del organismo, incluye una gráfica de las ondas de frecuencia de oscilación de las partículas junto con unos pocos apuntes explicativos para permitir seguir la representación gráfica del sonido conforme se escucha.

Para cada partícula fundamental, existe su antipartícula correspondiente. Las partículas de antimateria comparten la misma masa que sus contrarias de materia, pero su carga eléctrica es opuesta. Aunque la mayoría de las partículas existen como materia o antimateria, algunas de ellas pueden cambiar entre las dos.

B0 y B0S son esas partículas. Oscilan entre la materia y la antimateria millones de millones de veces por segundo. Si esa frecuencia se convirtiera directamente en el tono de una nota musical, sería demasiado alta para el oído humano. Los físicos han ralentizado la frecuencia millones de veces para que podamos disfrutar de la oscilación como sonido detectable.

En el vídeo sobre estas líneas, un cuadro azul se mueve de izquierda a derecha en la pantalla, representando el área de la gráfica que se puede escuchar. Al principio solo se escucha ruido blanco, fluctuaciones de fondo al azar de partículas en el detector LHCb. Pero los dos picos en la gráfica provienen de las partículas de B0 y B0S. Primero se escucha el tono alto de las B0, seguido por el tono de las B0S. Las últimas son oscilaciones experimentalmente más difíciles de observar, por lo que su tono no es tan fuerte.

Desde el CERN recomiendan sentarse, relajarse y disfrutar de la música de las partículas que pasan a la antimateria y vuelven millones de veces por segundo. Es el sonido de la física.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
18 de Septiembre de 2014|08:39
1
ERROR
18 de Septiembre de 2014|08:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"