"¡Esa no es mi novela!": diez adaptaciones al cine muy infieles

Hay películas que vendiéndose con el título de un libro de éxito intentan atraer al público. Pero mienten: escándalos y odios por las patrañas de los directores.

1) ¿En qué se parecen Guerra Mundial Z, el best seller de Max Brooks y Guerra Mundial Z, la película protagonizada y producida por Brad Pitt? En que en ambos salen zombies. Mientras que la novela es un reportaje imaginario, la película es ni más ni menos que una película con muertos vivientes.

2) En El resplandor, Stephen King cuenta la historia de una familia con problemas que se muda a un hotel lleno de fantasmas. Los espíritus harán presa en el padre alcohólico, convirtiendo a su esposa y a su hijo en víctimas. En la película de 1980, Stanley Kubrick cuenta la historia de una familia que se muda a un hotel de turbio pasado y crea la duda de si realmente hay fantasmas en el edificio o son las alucinaciones del padre. Stephen King se indignó al verla.

3) El relato Podemos recordarlo todo por usted del genial Philip K. Dick, presenta a Douglas Quail, un maduro y flaco oficinista, en cuyo inconsciente podría estar la clave para evitar una invasión alienígena. Paul Verhoeven lo adaptó y filmó El vengador del futuro, en el que presenta a Quaid obrero y musculoso, capaz de dejar un enorme rastro de destrucción entre la Tierra y Marte preguntándose:"¿Es esto un sueño?". Los fans de Dick odiaron a Verhoeven cuando estrenó en 1990 esta presunta adaptación.

4) Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se animó a preguntar es un libro del psiquiatra David Reuben que escandalizó en 1969 al público pero que se convirtió en un éxito: era un manual de sexología para principiantes. El cuarto largometraje de Woody Allen, con el mismo nombre (1972), es un festival de humor escatológico, lleno de reinas medievales calentonaspsiquiatras zoofílicos y espermatozoides con lentes. Eso sí, divertido.

5) En la novela Carne trémula, de Ruth Rendell, Victor Jenner, un violador inglés enfermo del mal de Huntington sale de la cárcel después de cumplir su condena de diez años por dejar parapléjico a un policía y se empeña en descubrir la causa del incidente. En la película de Pedro Almodóvar (1997), Víctor Plaza deja parapléjico de un tiro a un policía durante una discusión. El reencuentro con el agente precipita una historia de cuernos y un par de reflexiones sobre la Transición y el Franquismo. Almodóvar se tomó decenas de licencias y dijo: "Las adaptaciones hay que hacerlas con total infidelidad".

6) El hombre del jardín es un relato de Stephen King en el que un señor de clase media descubre que su nuevo jardinero realiza rituales paganos durante el ejercicio de su trabajo. Y no sólo eso, sino que también acostumbra a sacrificar a los clientes que se quejan. En la película, dirigida por Brett Leonard en 1992, gracias a una sustancia química y a los experimentos de un médico, el jardinero evoluciona de disminuído mental a superhombre del ciberespacio. El parecido entre el relato original y el argumento de la película son pura coincidencia: los productores habían comprado los derechos de este cuento de Stephen King y lo usaron en el título, pero nada más. El escritor demandó a los productores.

7) En La espía que me amó, el creador del agente 007, Ian Fleming, cuenta cómo una chica de vida amorosa desordenada se ve envuelta en un affaire con unos gángsters por lo cual su vida correrá peligro. James Bond aparece como personaje secundario. Y se acuesta con la chica, claro. En la película (1977), el agente secreto con licencia para matar, investiga la desaparición de varios misiles nucleares. Sus peripecias le harán acercarse a una agente soviética apodada Triple X. Nada que ver. ¿Qué pasó? Fleming les exigió a los productores que sólo usaran su título y que se inventaran el resto porque la consideraba su peor novela.

8) En 1950 Isaac Asimov publicó Yo, robot, una colección de relatos en la cual resultaban estas criaturas eran encantadoras. Basada levemente en El pequeño robot perdido y en retazos de la obra de Asimov, en la película, un detective del futuro que odia a los robots, investiga un asesinato presuntamente cometido por una máquina, conoce a una psicóloga robótica y juntos salvan al mundo. Entre otras cosas y agregados extraños, el filme (2004) prescinde del clima detectivesco del relatos del autor en favor de la acción pura y dura.

9) Víctima de amnesia en la vida real, Robert Ludlum aprovechó sus experiencias para crear El caso Bourne (The Bourne Identity, 1980) en el que un espía desmemoriado y veterano de Vietnam está en perpetuo combate contra, el terrorista ruso más peligroso del mundo. En la película, Jason Bourne descubre de golpe sus excepcionales aptitudes para el combate y que la CIA ha puesto a un asesino profesional tras su pista. ¿Por qué? En 2002 los guionistas prefirieron cambiar el enemigo de Bourne, perestroika mediante.

10) En la novela de 1959 Tropas del espacio (Invasión) Robert A. Heinlein relata la evolución de su héroe Johnny Rico: de niño mimado a asesino letal del espacio  gracias a la sabiduría y los latigazos de sus instructores militares. Y la película respeta todo el argumento, excepto el tono. Mientras que la novela de Heinlein toma todo totalmente en serio, Paul Verhoeven convierte su adaptación (1997) en una sátira del militarismo y del fascismo, espacial en este caso.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:17
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016