¿Son pirámides los montículos que se ven por Google Earth?

La arqueología satelital permite descubrir formaciones que están categorizadas como pirámides en varios mapas antiguos. Polémica entre los científicos.

En agosto de 2012, la arqueóloga Ángela Micol descubrió una serie de estructuras piramidales utilizando la herramienta de Google Earth. Sin embargo, al ser estudiadas de cerca, las estructuras fueron desechadas y se las consideró como montículos naturales. Ahora, una nueva investigación vuelve a plantear la enigmática pregunta. 

Angela Micol reporta a Discovery News que una expedición preliminar reveló cavidades no naturales dentro de los montículos. "Además, hemos encontrado que estas formaciones aparecen categorizadas como pirámides en varios mapas antiguos”, expresó Micol.

Micol encontró dos posibles sitios arqueológicos separados por 145 kilómetros de distancia. El primero se encuentra a veinte kilómetros de la ciudad de Abu Sidhum, cerca del Nilo y el segundo se localiza más al norte, cerca del oasis Fayum, explica una nota del diario zocalo.com.mx.

"Después de que se publicó mi hallazgo, una pareja egipcia contactó conmigo diciéndome que tenían importantes referencias históricas para ambos sitios”, dijo Micol.

La pareja resultó estar formada por Medhat Kamal El-Kady, ex-embajador del Sultanato de Oman, y por su esposa Haidy Farouk Abdel-Hamid, abogada y ex-consejera de la presidencia egipcia. Ambos son coleccionistas de mapas, documentos antiguos y exóticos manuscritos históricos. Según ellos, ambos sitios aparecen como complejos piramidales en varios documentos de su posesión.

"Tenemos más de 34 mapas y 12 documentos que hacen referencia a estas pirámides”, expresaron. Los documentos hacen referencia a dos pirámides complementarias a las pirámides de Fayum (arriba, dentro del cuadro rojo); se cree que éstas fueron enterradas a propósito para borrarlas de la memoria histórica.

"Serían las pirámides más extraordinarias conocidas por el ser humano. No exageramos al decir que el descubrimiento opacaría a las pirámides de Giza”, añadió la pareja.

Con base en este hallazgo el investigador Mohamed Aly Soliman encabezó una expedición preliminar al enclave cerca de Abu Sidhum, tan sólo para comprobar que, efectivamente, debajo de los montes se esconden pirámides.

"Estos montes definitivamente esconden un lugar antiguo debajo de ellos. Hay cerámica y conchas. Además, los montes tienen diferentes capas que no pertenecen al lugar”, explica Soliman a Discovery News.

Además de los montículos más grandes, el equipo de la expedición considera que el lugar también cuenta con un templo o una fila de tumbas junto a dos de los montículos pequeños. Se muestran en el rectángulo rojo en esta imagen creada usando técnica de imagen de color falso desarrollada por Micol.


Sin embargo, más allá de estas evidencias, lo que confirmó la naturaleza de los montes fue una cavidad y un detector de metal que Soliman utilizó en las pirámides: el detector reveló un túnel subterráneo dentro de ambas estructuras y la presencia de metal dentro de éstas.

Para continuar con la investigación, Micol creó la Fundación de Arqueología Satelital y lanzó una campaña para conseguir fondos, ya que de lo contrario descubrir qué secretos esconden los misteriosos montes será imposible.

Tal como recuerdan en el diario elmundo.es, no es la primera vez que Google Earth desempolva lo desconocido. En mayo de 2011 la egiptóloga estadounidense Sarah Parcak dijo haber hallado 17 nuevas pirámides. Sin embargo, el descubrimiento de Micol ha acaparado los titulares y suscitado rápidamente la controversia y el escepticismo entre los expertos.

Por ejemplo, el catedrático de Geología arqueológica de la Universidad estadounidense de Toledo, James Harrell, ha tratado de desmontar el hallazgo de Micol. Según este experto en el Antiguo Egipto, sus pirámides son sencillamente "formaciones rocosas naturales" que podrían confundirse con restos arqueológicos a los ojos de un aficionado. O de alguien empeñado en ver pirámides en cualquier lugar.

En Imágenes