Deportes

Aluz y Leyton: “Estas finales trajeron gratos recuerdos”.

Los dos jueces repasaron su pasado en el arbitraje del básquetbol mendocino. Con más de dos décadas impartiendo justicia en canchas locales y nacionales, hoy son referentes.

Por Mario Urzúa y Alfredo Olmedo

Entre todos quienes tuvieron participación en las fantásticas finales que se jugaron por el Torneo Apertura de básquet, entre Macabi y Anzorena, dos hombres muy reconocidos en el ambiente de este deporte aportaron lo suyo.

Ocuparon el lugar donde muchos no quisieran estar, el del árbitro.

Ellos, Mario Aluz y Pablo Leyton, de destacadísima trayectoria en el referato, tuvieron la gentileza de compartir su historia, su presente y algunos aspectos personales con MDZ.

¿Cómo comenzaron en el arbitraje?

 M. Aluz: “Nuestra carrera comenzó en el año 1986, cuando hicimos el curso que dictaba Alberto García. Ya en el año ’87 estábamos dirigiendo. De los que aprobamos el curso, hoy seguimos en el arbitraje Pablo, Oscar Sosa y yo.”

 

Pero, ¿Cómo llegaron a hacer el curso?

 M. Aluz: “Jugaba en la UNC, cuando estudiaba en la Facultad de Agronomía, y siempre en los partidos me ponían de árbitro. Hasta que una vez vino un árbitro y me dijo que tenía condiciones para dirigir. Y cuando supe del curso, me anoté.”

 

P. Leyton: “Yo soy de General Alvear. Jugaba en el club Andes y me vine a Mendoza a estudiar educación física. Para ayudar a mi madre con los gastos que le provocaba viviendo acá necesitaba hacer algo. Una vez un compañero de estudios me invitó a un torneo que se hacía en Alvear y le pedí participar aunque sea como aguatero, para ganar algo. Pero, me puso como árbitro de handball. Cuando llegó el día del debut faltaba un árbitro de básquet y me pidieron que lo suplantara. Ese partido lo dirigí bien y me gustó. Cuando volví y me enteré del curso, no lo pensé y me inscribí.”

 

¿Estuvieron muchos años en categorías formativas, les costó llegar a dirigir primera?

P. Leyton: “No. Fue rápido, porque aprendimos las reglas y la mecánica del arbitraje rápidamente. En esa época había catorce árbitros nacionales en Mendoza y te daban muchas posibilidades si andabas bien y tenías buenos desempeños dentro de la cancha.”

 

M. Aluz: “A tal punto fue rápido, que en el ’87 debutamos y cinco años después, en el ’92, rendimos para jueces nacionales junto con otros dos árbitros más.”

 

¿Se imaginaban llegar tan alto en el arbitraje?

P. Leyton: “Uno nunca piensa que puede llegar tan alto. Cuando te ves que estás arriba, mirás hacia abajo y no podés creer todo lo que pasó entremedio.”

 

¿Sus veintidós años de carrera fueron ininterrumpidos?

M. Aluz: “Si. Más allá de los parates normales entre Apertura y Clausura, vacaciones y pretemporadas, todos los años hemos estado presentes en diferentes torneos.”

 

P. Leyton: “Gracias al buen nivel de árbitros que tiene Mendoza, hoy tenemos mucha participación en diferentes categorías. Además, entre otros tuvimos como referente a Alberto García, quien fue el mejor árbitro mendocino que vi. Y viendo esa categoría de árbitros, siempre estuvimos motivados para continuar.”

 

¿Qué cambió en el básquet mendocino en estos veinte años?

P. Leyton: “Hace años había equipos muy importantes, de buen nivel, con participación en torneos nacionales. Jugadores que integraron selecciones nacionales. Hoy, eso no se ve.”

 

M. Aluz: “El básquet mendocino no ha evolucionado en forma favorable. Recuerdo los grandes partidos entre Atenas y Talleres, por dar un ejemplo, o la final a cancha llena entre Mercado y Regatas. Creo que esa fue la última gran final que vi, hasta ahora.

Hubo una época en que todos los equipos tenían refuerzos importantes, se incorporaban jugadores americanos, que levantaban el nivel de la competencia local. Los campeonatos eran peleados.”

 

¿A qué atribuyen esa decadencia?

P. Leyton: “Es la sumatoria de varios factores, entre ellos la falta de infraestructura o de inversión. Hay mucha gente con voluntad de trabajo, pero con carencia de ideas como para mejorar. A muchas canchas las ves igual o peor que antes.”

 

M. Aluz: “Todavía tenemos canchas de baldosa o con tableros de madera. Eso en otros lugares del país ya no existe.”

 

P. Leyton: “Por ejemplo, la cancha de Talleres. Con un hábil trabajo dirigencial consiguió que le aportaran el dinero, proponiéndose como sede del campeonato mundial de futsal, y renovó todo el estadio. Hoy Talleres tiene un estadio de primer nivel.

 

M. Aluz: “A los jugadores los motiva, y por ende levantan su nivel, el hecho de jugar en una cancha con piso flotante o con buena iluminación. Otro factor fue la unificación de la A y la B, que en lugar de nivelar hacia arriba, lo hizo hacia abajo.

En los play offs nos damos cuenta que siempre llegan los mismos cuatro o cinco equipos.”

 

¿Cómo ven el fenómeno que produjo Macabi ganando el torneo?

P. Leyton: “Produjo una renovación importante. Un equipo que hacía mucho no ganaba un título y se reforzó con jugadores de nivel. Aportó aire fresco al torneo local, no siempre los mismos llegaron a una final.”

 

M. Aluz: “Después de tantos años encontrar a estos dos equipos, Macabi y Anzorena, trajo muy gratos recuerdos. El nivel de juego, la calidad de los jugadores, el marco de público, me dio mucho gusto estar presente en esas finales.”

 

¿Uno de los aspectos que ustedes motorizan en esta nueva conducción del Colegio de Árbitros de Mendoza es hacer un ranking de jueces?

 M. Aluz: “Si, después de muchos años lo estamos haciendo de nuevo. No tenemos los medios tecnológicos para hacerlo como en la Liga Nacional, pero lo estamos intentando.

Es muy importante. Aunque a alguno no le guste verse más abajo que otro en un listado. Pero ayuda a mejorar el nivel de cada uno de los árbitros. Todos queremos ser cada vez mejores y el ascenso en un ranking temporada tras temporada te motiva a crecer.”

 

P. Leyton: “Cada árbitro tiene un ego, ser el mejor. A veces, no estás donde vos crees que debés estar y eso duele. Pero, hay que darse cuenta que los están encargados son los que evalúan.”

 

Sus hijos juegan al básquet, ¿Cómo manejan la relación jugador-árbitro/padre-hijo?

P. Leyton: “En mi casa hay un grave problema. Mi hija, que juega en YPF, cada vez que pierde un partido culpa a los árbitros. Me cuesta hacerle entender que no es así y trató de explicarle jugadas, situaciones, reglamento, y de a poco voy consiguiendo que lo acepte. El más chico, que es muy NBA, todavía no plantea esos problemas. El va a jugar y se divierte.”

 

M. Aluz: “Mis hijos todavía son chicos, juegan en premini y mini de General San Martín, pero trato de inculcarles el respeto a la figura del árbitro. Mi intención es que acepten que alguien tiene que imponer las reglas dentro de la cancha. Y parece que me está yendo bien.”

 

Y sus esposas, ¿Cómo llevan eso de estar casadas con un árbitro?

P. Leyton: “Es muy difícil llevar adelante la carrera de árbitro si tu esposa no te acompaña. Para mi, mi mujer ha sido fundamental. Dejas de lado muchas cosas para seguir esta carrera, viajes, fines de semana fuera de casa, te perdés cumpleaños.

Sin el apoyo de Viviana no hubiese podido.”

 

M. Aluz: “Esta carrera te da momentos de mucha alegría y también algunos amargos. En cada uno de esos momentos quien siempre esta con vos, es tú esposa. Quien te espera para felicitarte o para darte una palabra de aliento, y hasta por ahí una crítica. Personalmente, creo que tuve demasiada suerte en encontrar a Hebe. Estoy muy agradecido.”

 

Mario Aluz.

Juez Internacional.

Presidente del Colegio de Arbitro de Mendoza

Edad: 45 años

Casado con: Hebe Castillo

Hijos: Juan Ignacio y Facundo.

Hincha de Boca e Independiente Rivadavia

 

Pablo Leyton.

Juez Nacional.

Presidente de la Comisión Técnica del Colegio de Árbitros de Mendoza.

Edad: 41 años.

Casado con: Viviana Gaggioli.

Hijos:  Maxi y Paula.

Hincha de Independiente de Avellaneda y Godoy Cruz.

 

 

 

 

¿Qué sentís?
100%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (3)
6 de Diciembre de 2016|11:33
4
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Felicito a quienes abrazaron una voluntad difícil de imitar. No es fácil mantener la paciencia bajo tanta presión. Como hincha de Anzorena, estas finales trajeron gratos recuerdos y acepto el resultado de las finales, con el deseo de como dicen, ojalá podamos mejorar como público, estadios, dirigentes, equipos y arbitros que también desean superarse. Gracias a MDZ, por ayudar con la difusión de este deporte por que siento pasión.
    3
  2. Primero que todo,no pueden cobrar tanto cuano el basquet de mza es amateur(aunque algunos jugadores cobre, que me parece muy bien),y estas personas soberbias ,agrandadas,maleducadas que por son arbitros se cree lo mejor del basquet.Hay arbitros como el señor que escribio(ochoa)que es mala leche,persigue a los jugadores,los desafia para cobrarle tecnico y luego expulsarlo o mas para que el jugador reaccione y despues que haya denuncias y todo eso,lo nombro a el por que es el que escribio,pero hay varios. ya que cobran me gustaria ver si rinden examen medicos,de estado fisico,de la vista y de mas que se deberian hacer.Y si se hacen que me digan como lo falcifican por que hay varios que no pueden correr otros que no ven y de mas.... Y por ultimo los arbitros nuevos que estan saliendo que dirigan tranquilos y no quieran ser protagonistas como los mas grandes por que los unicos protagonistas del basquet son los jugadores......Gracias a MDZ...
    2
  3. Saludo a todo la gente que sigue el MDZ , y digo en esta puedo opinar ya que con la nota al Canichito Estalles , uno no puede vertir opinion, pero en esta no se me escapan mis COMPAÑEROS ,quiero decir que en ellos , conjuntamente con otros jueces nacionales y FIBA tambien uno se siente identificado ,son Grandes Personas y Mejores Arbitros , que sin ellos nosotros los Federativos no tendriamos chances de superarnos . UN SALUDO A MARITO NUESTRO PRESI Y DEMAS A PABLITO.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016