Piden una medida especial para evitar que los patrulleros se queden sin nafta

El Gobierno envió a la Legislatura un proyecto para adquirir casi 350.000 litros de combustible al mes por compra directa, obviando los requisitos que impone  la ley de contabilidad. El pedido es fruto del desabastecimiento. Desde el ministerio explicaron que, debido a la escasez, las estaciones prefieren no venderle a la Policía, porque el pago demora entre 30 y 60 días.

El desabastecimiento de combustible ha empezado a castigar con fuerza  un área clave del Gobierno: nada menos que el Ministerio de Seguridad.

Así lo revela un proyecto de ley que fue presentado esta noche por el Poder Ejecutivo y que irá a la Legislatura con el objeto de impedir que los móviles policiales no se queden sin nafta para patrullar las calles de la provincia.

La iniciativa propone una modificación de la ley de Contabilidad, para que el Ministerio de Seguridad pueda comprar en forma directa 348.000 litros mensuales para el parque automotor, a fin de "agilizar los tiempos de la compra y que los vehículos policiales tengan el combustible necesario para su funcionamiento", explicó en conferencia de prensa el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán.

El proyecto tiene como finalidad eliminar una traba administrativa que viene complicando desde hace rato la compra de combustible. Según explicaron fuentes del ministerio, la Policía tiene complicaciones para conseguir la nafta de los móviles debido a que, en las condiciones actuales, lo paga a las estaciones de servicio dentro de los 30 o 60 días posteriores a la carga. Esto, en la situación actual de desabastecimiento, hace que los estacioneros tiendan a privilegiar a los usuarios comunes, que pagan sus compras de contado.

En cambio, con la modificación en la ley de contabilidad que el Gobierno le pide a la Legislatura, la Policía pasará a ser un usuario muy especial y requerido, con una billetera cercana al millón de pesos mensuales para la compra del combustible.

Problema viejo

Los problemas con la nafta de los móviles policiales no son nuevos. Ya en febrero, este diario alertó sobre los inconvenientes que vivían los departamentos del Este, donde los intendentes se estaban haciendo cargo de adquirir el líquido con fondos de las comunas, debido a la mora  del Ministerio de Seguridad.

Las cosas han cambiado desde febrero hasta la fecha, pero para peor. Cada vez son más largas las colas en las estaciones de servicio, debido a la falta de combustible, y la Policía no escapa a la situación general. Hoy, el panorama se complicó aún más gracias al nuevo piquete que montaron los ex empleados de YPF en la entrada a la destilería de Luján de Cuyo.

La excepción a la ley de contabilidad que tratará la Legislatura ayudaría a eliminar este problema, aunque los funcionarios de Seguridad acompañaron el anuncio con una aclaración. No se aumentará el presupuesto anual para combustibles que tiene la Policía, que está cifrado en la pauta de gastos desde principios de año, sino que sólo se habilitará a las autoridades de Seguridad para que lo compren de contado.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 04:00
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 04:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'