Malas noticias: fusión de compañías crea una megaeditorial

La alianza Penguin y Random House controlará el 25% de la publicación de todos los libros del mundo, creando un monopolio sin precedentes en este sector.

La fusión, valuada en 2.600 millones de libras esterlinas (4.000 millones de dólares), tendrá un fuerte impacto en escritores, agentes y pequeñas editoriales.

La compañía Penguin Random House publicará desde clásicos del siglo XIX como Henry James, hasta la popular autora Erika Leonard James, creadora de la exitosa novela erótica Cincuenta sombras de Grey. La editorial publicará además 5.000 nuevos títulos al año.

El grupo une a dos de las principales casas editoriales de la historia. Penguin data de 1935 y cuenta entre su lista de autores a Ernest Hemingway y Agatha Christie, en tanto que Random House, fundada en 1924, publicó clásicos de la literatura universal como el Ulises de James Joyce.

"Cuando fusiones como estas ocurren, se debe a una situación de competitividad en la que se hallan", declaró Richard Mollet, director ejecutivo de la Publishers Association, según detalla el portal de la agencia Ansa.

Penguin Random House, que estará encabezada por el director de Random House, Markus Dohle, es un 53% propiedad de la editorial alemana Bertelsmann, en tanto que la propietaria de Penguin, Pearson, se quedó con el restante 47%. Su sede central estará en Nueva York, donde ya fueron enviados directivos británicos. John Makinson, jefe del Penguin Group desde 2002, será el presidente de la entidad fusionada.

"Esta fusión es una mala noticia para los escritores", declaró Andrew Franklin, fundador y director de la editorial independiente británica Profile Books. "¿Cómo se puede publicar 15.000 libros cada año y tener éxito? ¿Cómo se hace para que cada uno de esos libros sea único e importante y que los autores se sientan únicos? Yo no tengo idea, y creo que ellos tampoco", declaró el experto.

Por su parte, la Sociedad de Autores, con sede en Londres, admitió estar preocupada que los escritores con ventas modestas dejen de ser prioridad para la megaeditorial.

"A medida que las casas editoriales crecen deja de ser económico apoyar a autores que venden sólo 2.000 o 3.000 libros, o promover escritores de su catálogo", afirmó Nicola Solomon, directora ejecutiva de esa sociedad. "Mi conjetura es que pondrán todo su dinero en libros que les generen muchísimos ingresos, algo nuevo o sexo que se convierta rápido en un best-seller", agregó.

Tras las preocupaciones, Penguin Random House desestimó las críticas y dijo que tanto en el Reino Unido como en el resto del mundo, la compañía "incentivará una competencia sana entre las publicaciones".

Las casas editoriales están cada vez más preocupadas por el crecimiento e influencia del sitio Amazon, que modificó prácticamente el mercado editorial al lanzar los e-books para tabletas y que redujo masivamente los precios de libros al ofrecer grandes cantidades a supermercados y tiendas comerciales.

De acuerdo a cifras recientes, la venta de libros de ficción en papel aumentó un 3% en 2012, alcanzando en el Reino Unido ganancias por 772 millones de dólares, en tanto que las ventas digitales (e-books) se dispararon, en un 66%, generando unos 632 millones de dólares el año pasado.

En Imágenes