Deportes

"Ahora no llevo una pistola de juguete sino una pelota"

El jugador colombiano Teófilo Gutiérrez manifestó que quiere demostrar que maduró gracias al apoyo de su familia.

El futbolista Teófilo Gutiérrez aseguró que "por ahí se vio otra cosa" de su personalidad mientras jugó en la Argentina, se manifestó arrepentido de sus agresiones y aseguró que ahora no lleva un revólver de juguete sino una pelota.

"Ahora mi juguete, el que voy a llevar siempre, no es un revólver sino un balón, una pelota, para disfrutar y ser alegre. Quiero demostrar que maduré y responderle a la gente que me quiere y me llena de consejos y de afecto", afirmó.

"Teo" expresó que sus amigos y su familia lo han ayudado a madurar y a darle un valor especial a su carrera, así como a disfrutar dentro de una cancha de fútbol.

"Les tengo que agradecer a mis compañeros por lo vivido, ahora recapacité y tengo la madurez que un jugador necesita para estar en la cancha y manejarse afuera", comentó.

Ahora mi juguete, el que voy a llevar siempre, no es un revólver sino un balón, una pelota, para disfrutar y ser alegre. Quiero demostrar que maduré y responderle a la gente que me quiere y me llena de consejos y de afecto", afirmó el nuevo jugador de River.

Más allá de que siempre se mostró como una persona creyente y pacífica, Teófilo Gutiérrez ha experimentado arranques violentos en los campos de entrenamiento y competencia, en tanto que protagonizó un incidente memorable dentro de un vestuario, pero ahora afirmó que se arrepintió.

"Fueron cosas que pasaron y como ser humano debo reconocer que he fallado, me equivoqué. Uno cuando siente que se equivoca y lo reconoce, te hace ser más hombre. Tengo que reconocer que cometí errores en esa etapa de mi vida", dijo al evocar fundamentalmente su paso por Racing.

Incluso se mostró -en declaraciones que hoy publica el diario Olé- dispuesto a disculparse con el arquero de ese equipo Sebastián Saja, comentó que no guarda rencor y anunció que si tiene que ir a tomar un café o abrazar a alguien, lo hará.

"Si, lo saludaría y le agradecería por todo, porque me dejó una enseñanza", expresó en referencia a Saja, mientras que prometió nunca gritarle un gol a Racing.

Fueron cosas que pasaron y como ser humano debo reconocer que he fallado, me equivoqué. Uno cuando siente que se equivoca y lo reconoce, te hace ser más hombre. Tengo que reconocer que cometí errores en esa etapa de mi vida", dijo al evocar fundamentalmente su paso por Racing.

El paso de Gutiérrez por Racing terminó abruptamente en abril de 2012 tras haber sido expulsado en un clásico que Independiente ganó en el estadio Libertadores de América.

Al ser reprochado por su actitud en el vestuario, Gutiérrez reaccionó violentamente y muchos testigos aseguraron que extrajo un revólver del bolso, con el que amenazó primero al arquero Saja.

Lugeo surgieron distintas versiones, como que el arma era en realidad un juguete, pero días pasados, el entonces entrenador de Racing, Albio Basile, se refirió a "una máquina".

Fue precisamente el conductor de aquel equipo quien, sin dejar de lado los elogios a Gutiérrez por sus condiciones de futbolista, deslizó que "es bipolar".

Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 17:23
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 17:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes