Presentación oficial de "Vino para robar" en Mendoza

El director de la película y varios de sus actores principales llegaron a Mendoza para el avant premiere de la película que fue filmada en gran parte en nuestra provincia.

El director Ariel Winograd, los actores Daniel Hendler, Pablo Rago y Juan Leyrado y el productor Ricardo Freixa presentaron esta tarde de manera oficial para película “Vino para robar”, que fue filmada en gran porcentaje en paisajes de la provincia de Mendoza.

La película cuenta con el apoyo del INCAA, el Gobierno de la Provincia de Mendoza, la Municipalidad de Mendoza, y la Municipalidad de Tunuyán. Fue escrita por Adrián Garelik y producida por Tresplanos Cine, AZ Films y Jempsa, en coproducción con Patagonik, Antarctica Films y Cinear.

El filme

Sebastián (Hendler) conoce a Natalia (Bertuccelli) cuando está intentando robar una importante pieza de arte de un museo, y ella le gana de mano. Rivales declarados, los dos tendrán que trabajar juntos más adelante, en un robo más complejo: una valiosa y única botella de Malbec de Burdeos de mediados del siglo XIX, catalogada como uno de los mejores vinos del mundo y celosamente guardada en la bóveda de un banco, en Mendoza.

En un universo lleno de glamour, entre viñedos y montañas, los ladrones tendrán que desplegar su magia, pero mientras preparan el robo descubrirán, cada uno por su lado, que nada resultará como lo pensaron.

En tono de comedia y ambientada en las más bellas locaciones mendocinas ‐bodegas, viñedos, paisajes imponentes, mansiones y hoteles de lujo‐, la película retoma un género muy transitado por el cine americano: el caper, o película de planeamiento y ejecución de un robo.

Por el humor en la construcción de personajes y situaciones (un sello irrenunciable de Ariel Winograd), “Vino para robar” agrada además de estar llena de acción y sorpresas, romance y diversión.

Los protagonistas

A la hora de las palabras, el director Ariel Winograd destacó las bondades de paisajes que ofrece la provincia de Mendoza como escenario para cualquier filmación, además de rescatar el apoyo que contó para su producción.

“Tuvimos todos los días un sol espléndido para trabajar y eso en cualquier filmación es una gran ventaja. Además, los lugares que muestra Mendoza son excepcionales. Lo que si nos hemos animado es a cambiar algunas locaciones y esperamos que al mendocino no le disguste” indicó.

"Es mi primer filme sin chistes de judíos. Todo un desafío", dijo Winograd  aludiendo a sus dos filmes anteriores "Cara de queso" y "Mi primera boda"

A su turno, los actores también hicieron hincapié en el trato recibido en la provincia y lo satisfactorio que fue trabajar en esas condiciones.

Para el final quedaron las palabras de Ricardo Freixa -uno de los productores del filme- que indicó que “en Argentina es difícil filmar pero se está contando con mucho apoyo oficial y eso hace que los directores se animen a pensar en distintos lugares del país como para que se muestren y difundan de manera turística”.

 

Ficha técnica

Vino para robar

103 min. color, sonido Dolby SRD, Argentina, 2013.

Estreno 1 de Agosto.

Distribuida por Buena Vista Internacional.

Producida por Tresplanos Cine, AZ Films y Jempsa, en coproducción con Patagonik,  Antarctica Films, Smilehood y Cinear.

Productores asociados: Nunchaku,  García&García, Cynthia y Saúl Attie.

Dirección: Ariel Winograd.

Guión: Adrián Garelik.

Dirección de Fotografía: Ricardo De Angelis (ADF).

Dirección de Arte: Juan Cavia y Walter Cornás.

Montaje: Francisco Freixá.

Dirección de Sonido: José Luis Díaz.

Música original: Darío Eskenazi.

Vestuario: Mónica Toschi.

Maquillaje y Peinado: Emmanuel Miño.

Casting: Walter Rippel e Inés Braun.

Dirección de producción: Luz Tarantini.

Asistente de dirección: Fernando Alcalde.

Jefe de producción: Daniel Rútolo.

Coordinador de postproducción: Gustavo Arnaudin.

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 03:24
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 03:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho