Deportes

"Me cuesta muchísimo jugar", reconoció Cañas

El tenista argentino admitió en una entrevista que "hoy no estoy sintiendo para nada que esté en un buen nivel". Así, explicó su mal debut en el que cayó ante el sueco Robin Soderling.

Varias veces se cayó y otras tantas volvió a ponerse de pie, pero en la recta final de su carrera el argentino Guillermo Cañas admite que ya no tiene la confianza de antaño, y renueva sus advertencias sobre el futuro del tenis de su país.

¿Ganarle otra vez a Roger Federer, tal como hizo durante dos inolvidables semanas de marzo de 2007? Cañas niega con la cabeza.

"Para ganarle de nuevo a Federer me tengo que sentir primero con confianza en mi juego. Después, cualquier cosa será posible. Pero primero tengo que sentir que juego al tenis y en eso estoy trabajando para lograrlo lo antes posible", dijo a la agencia dpa Cañas en Düsseldorf, donde disputa la Copa Mundial por Equipos.

"Hoy no estoy sintiendo para nada que esté en un buen nivel, me cuesta muchísimo jugar", dijo para explicar su errática actuación en el debut con derrota ante el sueco Robin Soderling. "Y es muy difícil hablar de uno cuando uno está en un mal momento".

El jugador, uno de los más conspicuos miembros de la "legión argentina", habló también de lo que hoy pasa en su país: "Argentina sigue teniendo una buena generación de tenistas, está entre los dos o tres mejores países del mundo, sus jugadores están en los mejores ránkings".

"No estamos como cuando había cuatro ’top ten’ y uno en el puesto once, casi cinco top, pero bueno, eso no es algo habitual, y no se puede esperar que sea siempre así", agregó Cañas, que lanzó una advertencia de cara al futuro.

"Hay una generación de tenistas que está en los últimos años: por ahí (Guillermo) Coria no está en su mejor nivel, o (Gastón) Gaudio y (Mariano) Zabaleta ya casi están dejando de jugar", recordó.

"Y es ahora cuando la nueva generación tendría que empezar a asomarse, y eso es lo que está tardando", opinó, "las nuevas generaciones son los chicos de 16 o 17 años, que vienen con otra cabeza, son los que vienen detrás de (Juan Martín) Del Potro".

"Ahí hay dos o tres jugadores jovencitos que juegan bastante bien y en unos años van a estar en el ránking, pero en el medio hay un hueco. Llenarlo es lo que falta hoy por hoy para el recambio en el tenis argentino".

Según Cañas, "Argentina siempre fue un buen semillero, y eso porque tiene grandes entrenadores, grandes jugadores y sobre todo por sus grandes profesores, que son los que enseñan a jugar y orientan los primeros años de carrera".

"El problema es que la situación económica y la distancia del circuito hacen que mucha gente no pueda jugar o tenga que tomar decisiones paralelas como ir a estudiar a Estados Unidos, que es una de las salidas, o en el peor caso no lleguen a jugar en el nivel profesional porque les resulta muy caro".

En cuanto a la Copa Davis, que su país aspira a ganar este año por primera vez en su historia, Cañas cree que no tiene sentido hacer un pronóstico a esta altura. "Es demasiado apresurado", dijo a dpa. "Faltan cantidad de torneos importantes, tres de Grand Slam, varios Masters Series, los Juegos Olímpicos...".

"Así que hacer un pronóstico es difícil, aunque como vamos a estar de locales tendremos muchas posibilidades", añadió de cara a la semifinal de septiembre ante Rusia.

Cañas tuvo también palabras para las actuales condiciones de juego y calificó de "estupidez" la idea propuesta entre otros por el ex tenista Ion Tiriac de agrandar la pelota de tenis un diez por ciento para devolverle al juego un ritmo que perdió en los últimos veinte años.

"Sería como agrandar la pelota de fúbol diez por ciento, me parece una estupidez, aunque, bueno, todo se puede probar. Pero hoy por hoy me parece una estupidez: va a aumentar las lesiones, alargar los partidos y hacer todo más difícil", explicó.

Las expectativas de Cañas en 2008 "son muy diferentes a las del año pasado", reconoció el argentino, quien luego de reintegrarse al tenis en 2006 tras una polémica sanción por doping tuvo en 2007 un magnífico año en el que alcanzó el puesto número 15 del ranking mundial.

Cañas, que hoy ocupa el puesto número 30 del ránking ATP, habló también de Roland Garros, que comienza el domingo.

"En París siempre me sentí cómodo, los partidos tienen otro desarrollo porque son a cinco sets y no de tres como acá, así que espero empezar con el pie derecho", comentó al respecto.

"La primera semana en Roland Garros siempre es clave. Superarla es mi primera meta, así que esperemos empezar con el pie derecho y que pueda agarrar confianza para ir más allá de los cuartos de final del año pasado", agregó, incapaz de renunciar a la esperanza.
En Imágenes