Según datos oficiales, se roban 5 mil autos por semana

Es la estadística que ha resultado en los tres primeros meses de este año. En marzo, la cifra casi llega a las 20 mil unidades sustraídas. Fuentes oficiales admiten que se está perdiendo terreno frente a las organizaciones criminales dedicadas al robo y venta de autopartes.

El fenómeno de los "lancheros", como se denomina a los delincuentes dedicados a robar autos, crece a un ritmo frenético, al punto de registrarse en marzo último a 5.000 delitos de este tipo, perpretados por sujetos contratados por organizaciones mafiosas.

La afirmación se desprende de datos estadísticos que una alta fuente gubernamental reveló a Diario Popular, obtenidos en base a un trabajo que arrojó información sobre esta modalidad de robo en los primeros tres meses de 2008.

En los últimos días la modalidad mostró su peor rostro, cuando el propio ministro de Economía, Carlos Fernández, fue víctima de este "modus operandi" y las estadísticas oficiales reafirman el problema: durante el pasado mes de marzo, en todo el país se denunciaron casi 5.000 robos de autos por semana.

Así, el estudio oficial indicó que en enero las denuncias por robos de autos fueron 17.440, en febrero 17.500 y finalmente, en marzo totalizaron 19.350.

La fuentes consultadas por el matutino señalaron que este tipo de delitos experimentó un crecimiento respecto al primer trimestre del año pasado y admitieron que "se está perdiendo terreno en el combate con las organizaciones mafiosas y el ejército de lancheros que salen a levantar coches".

El experto en seguridad Luis Vicat, abogado y comisario de la Policía Bonaerense, es autor del libro "Autopreservación Urbana: Sobrevivir en la Ciudad", donde se explica que "cada 100 vehículos robados, el 40 por ciento va a parar a desarmaderos, otro 40 por ciento a autos mellizos, y el resto se canjea por droga en países fronterizos".

En el libro, recientemente editado, se advierte que las formas de robar un vehículo son variadas y los ardides utilizados para concretarlo van mutando permanentemente, de acuerdo a la efectividad que demuestran.

Al respecto, el autor señala que "en los últimos tiempos, la modalidad más usada es el asalto al voleo cuando el conductor sale o ingresa al garage, y en general se utiliza violencia".

En su libro, Vicat afirma además que pese a que hasta hace unos años se recomendaba el uso de autos no demasiado ostentosos, "hoy está comprobado que ningún vehículo, por viejo que sea, se encuentra exento de un ataque".

"Inclusive, algunos modelos utilitarios o de bajo precio, que ya no se fabrican, son muy buscados por los ladrones de autos para su reventa como autopartes en desarmaderos clandestinos", expresa el autor del texto.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 12:12
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 12:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho