Deportes

Bahamonde: "Cruzarme con Federer fue increíble"

Luego de su extensa gira por Europa, en donde pisó Roland Garros y Wimbledon, “Panchito” Bahamonde dialogó con MDZ.

Aprovechando una breve pausa en su exigente entrenamiento en el Mendoza Tenis Club junto a su coach, Iván Rudich y un grupo de compañeros; MDZ tuvo la oportunidad de dialogar con Francisco Bahamonde, una de las máximas promesas que tiene el tenis de Mendoza y Argentina.

Luego de su gira de siete semanas por Europa en donde jugó en Roland Garros, Wimbledon, Bonfiglio y Halle y además tuvo la chance de convivir con los mejores jugadores del mundo, “Pancho” nos contó sus experiencias, anécdotas y los planes a futuro.

Pancho ¿imagino que increíbles estas siete semanas por Europa?

La verdad que sí, nos tocaron semanas muy lindas, que marcaron un antes y un después en mi carrera, porque a pesar de que los resultados no fueron los mejores, creo que lo que viví, el estar con los mejores jugadores del tenis mundial de hoy, que son nuestros referentes máximos fue algo inolvidable.


¿Te sirvió la experiencia del año pasado para adaptarte?

Si, fue muy valiosa. Ir por primera vez a Europa es muy difícil, porque como se dice, es un mundo totalmente distinto. Yo creo que la experiencia del año pasado fue muy buena, si bien lo de este año fue totalmente distinto ya que los torneos eran de altísimo nivel y van a ser importantísimos para el resto de mi carrera.

Me decías que en lo deportivo no te fue del todo bien…

Jugué muy buen tenis, pero estoy haciendo un cambio en mi juego, tratando de buscar un poco más la pelota y bueno allá el nivel de competencia es muy alto, están todo el año compitiendo a ese nivel y nosotros solo lo podemos tener cuando vamos para allá.

Ahora al empezar en el mundo de los Futures ya implica otro ritmo, otra velocidad, asique sumar partidos va a ser la clave para meterse en ese nivel, que es el mejor del mundo.


Recordanos tu itinerario de torneos y donde estuviste entrenando

La primera semana llegué a Milán, en Itali,a para jugar el torneo de Bonfiglio. Después fui invitado a la academia de Mouratoglou, que hoy por hoy es el entrenador de Serena Williams; ahí entrené para preparar Roland Garros, en donde jugué la qualy. Luego de eso fui al torneo de Queens, en Inglaterra, en donde tuve la oportunidad de entrenar con Pella, Del Bonis y Dimitrov.  Fue una experiencia increíble esa semana.

Después arrancó la gira en  césped, en donde el primer torneo fue en Alemania, en Halle y ya después para cerrar hicimos Wimbledon.

¿Cómo fue participar en Rolando Garros y Wimbledon?

Una sensación hermosa. La verdad que uno de chiquito que siempre ve esos torneos, ve a los mejores del mundo tirarse al piso cuando ganan y de repente estar ahí, en esas canchas, pensando que por ese lugar han pasado tantos jugadores, como te decía, es una sensación hermosa y traté de disfrutarlo al máximo.


¿Cómo fue esa foto con el mejor jugador quizá de todos los tiempos?

Fue increíble, yo venía caminando mirando para abajo y no me imaginé que venía él, pero empecé a sentir la gente gritar entonces levanté la mirada y vi que venía Federer con la seguridad y dudé en pedirle la foto y al final me terminé decidiendo y creo que si no se la hubiera pedido me hubiese arrepentido toda mi vida.


Cuando tuve la oportunidad de pedirle la foto, mi entrenador le dijo que yo era junior, que estaba compitiendo. El me preguntó como andaba, como iba todo y la verdad que me costó muchísimo hablar, porque estaba nerviosísimo pero la verdad que el tipo es un fenómeno y fue una experiencia inolvidable para mi cruzarme con el mejor jugador de la historia.


No solo conviviste con jugadores de primer nivel sino que también peloteaste con ellos, como con Pella, Dimitrov y Nishikori ¿Qué sacaste de todo esto?

En general creo que fue todo bueno lo de la gira, porque estar con ellos, compartir comedor, vestuarios y también pelotear y ver que tan buenos eran fue sin dudas algo impresionante, porque son lo mejor de nuestro deporte, de lo que nosotros miramos todos los días.


En algún momento Guillermo Vilas dijo que el “césped era para las vacas”, vos que pudiste jugar, ¿es tan difícil como parece?

Es muy difícil, más de lo que dicen. Se siente muy difícil. Por la tele se ve fácil porque dicen pelotean, resbala, va y viene; pero realmente la pelota va muy rápida, te cuesta hacer pie en la superficie, pero creo que va en cada uno, como va predispuesto a jugar el torneo. Si vas predispuesto a que hay cosas que pueden pasar y que son normales en esta superficie y que en polvo de ladrillo son imposibles; si le ponés buena onda y estás predispuesto a no enojarte, la terminás pasando bien, porque es totalmente distinto y se disfruta.


¿El año que viene está la chance de repetir esta gira?

Sí, la chance está pero habría que verlo porque no tengo planificado por el momento salir a defender los puntos que conseguí en Colombia, Perú y Bolivia. La idea ahora es ya meterse de lleno en el profesionalismo. Obviamente que si está la posibilidad la voy a aprovechar porque son los mejores torneos del mundo y uno siempre quiere estar.

Martín Alund te dio la oportunidad en Wimbledon de estar en la cancha central en su partido ante David Ferrer. ¿Cómo lo viviste?

Fue una alegría inmensa. Cuando le pregunté a Martín si había alguna posibilidad de que pudiera ir, me dijo que si, que no me hiciera problema. Me invitó al banco de él, en donde estaba su entrenador y su novia.

Vivir un partido ahí, en la cancha central, donde han pasado tantas cosas inolvidables para el tenis, como se le suele decir “la catedral del tenis”, ver un mendocino y amigo fue algo increíble y estoy muy contento porque Martín jugó un gran partido. De hecho acá todos lo pudieron ver. Asique le estoy muy agradecido a él.


¿Es un referente para vos? ¿Te ha ayudado en muchas cosas?

Sin dudas, es el mejor tenista en la historia de la provincia y tengo la suerte de estar viviéndolo yo de junior y el en su mejor momento. Obviamente me sirve mucho y me ayuda su opinión porque todo lo que estoy viviendo él lo pasó hace diez años, entonces son muy valorables sus consejos.


¿Ya de vuelta en Mendoza tuviste que cambiar un poco el tenis por el estudio?

Llegué el martes pasado por la noche y mientras estaba haciendo el asado con mi viejo para volver a comer carne después de casi dos meses, me tuve que meter de cabeza a estudiar porque rendía al otro día a las ocho de la mañana. Rendí seis materias y hasta ahora me han dado cuatro notas y las he aprobado, asique esperemos que en las otras dos me vaya bien.




Más allá de estar en un lugar fantástico, ¿imagino que se extraña la familia y los amigos?

Siempre se extraña, es un deporte muy individualista, estas muy solo allá y siempre se extraña, sobre todo a la familia y los amigos, con los que vivís mucho tiempo. Pero esto es así y uno se va acostumbrando a estar lejos de la casa. Obviamente cuando volvés lo disfrutas mucho.


El otro día estuviste en la Secretaría de Deportes en donde hablaron de tu futuro en los Futures y porque no en algún Challenger…

La posibilidad de jugar estos torneos está y como hablaba con Marcelo Locamuz, la posibilidad de un Challenger en Mendoza está muy encaminada asique esperemos que se pueda realizar, sobre todo con el apoyo de la Secretaría de Deportes, de la Federación Mendocina de Tenis, en especial de Gustavo Salatino, que está haciendo un gran trabajo.

Ahora, de hacerse, esperemos tener la oportunidad de jugarlo pero ahí ya depende los wild cards. Pero también estaría la oportunidad de poder verlo a Martín Alund en esta tierra y al mejor nivel, algo que no sólo sería bueno para mí, sino también para todo el tenis de Mendoza, ya que todos saben lo que significa un torneo de este nivel, que es importantísimo en el mundo de la ATP.

Ojalá se pueda hacer y sino saldré a competir afuera, que está lleno de Futures y Challengers. Ahora empieza la etapa más dura, que es la inserción al profesionalismo.

¿Tenés algún agradecimiento?

Primero agradecer a mi familia y a mi grupo de entrenadores; también a la Secretaría de Deportes de Mendoza, a la Federación Mendocina de Tenis y a los sponsors que siempre están, Babolat, Pulver y Lotto Italia, que me están ayudando mucho y gracias a ellos puedo estar realizando esta gira.

Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 14:06
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 14:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes