Deportes

Oliver Kahn se retiró del fútbol como se lo merecía: campeón

Con el retiro del fútbol activo de Oliver Kahn, portero del campeón Bayern Múnich, la Bundesliga perdió al jugador más carismático y polémico que tuvo en los últimos años.

Por un lado estuvo el éxito y los títulos que ganó a lo largo de sus dos décadas de futbol profesional (casi todos). Por el otro, a pesar de su categoría, el odio que generó en las aficiones rivales.

Jugó en apenas dos equipos, el Karlsruhe, donde se inició y debutó en primera en 1987, y desde 1994 en el Bayern Múnich, club con el que logró todos los campeonatos: ocho ligas, seis copas alemanas, una copa UEFA, la Liga de Campeones de 2001 y ese mismo año, la Intercontinental que le ganó al Boca Juniors argentino.

Con la selección alemana fue campeón europeo en 1996 y subcampeón mundial en 2002. Pero ese éxito fue su mayor frustración, porque siempre quiso ser el mejor del mundo y para ello quería un Campeonato Mundial.

Lo tuvo en sus manos en la final de Japón ante Brasil, pero en una imagen que desde entonces lo persigue, esas manos que tantos balones imposibles había parado, dejaron escapar un disparo tonto y fácil de Ronaldo. Fue el punto de inflexión en su carrera. El entrenador Rudi Voeller constataría después: "A partir de ese momento se hizo más humano".

"Siempre fui una persona que jamás ocultó su opinión. Nunca esquivé las polémicas. Fui siempre de frente. Y hubo muchas situaciones que fueron muy difíciles por lo terco que soy o fui", admitió Kahn en una entrevista con la agencia dpa.

Dice en su autobiografía que su destino ya estaba marcado desde niño: "Desde un principio quise ser el mejor arquero del mundo. ¡El mejor portero del mundo! ¡El mejor!".

Kahn, que cuple 39 años el 15 de junio, se retira habiendo jugado 557 partidos de liga, y en la historia de la Bundesliga sólo es superado por dos defensores, Karl-Heinz Koerbel (602) y Manfred Kaltz (581). Vistió la casaca nacional en 86 partidos.

Kahn acumuló a lo largo de su trayectoria diversos apodos que reflejan de una u otra manera su forma de ser, jugar o exteriorizarse en el campo de juego: "Titan", "King Kahn", "VolKahn".

En el apogeo del odio que le tenían, los aficionados de equipos rivales lo recibían arrojándole pelotitas de golf (deporte del que es aficionado), o bananas al grito de "Orangukahn", o lo recibían con sonidos guturales semejantes a los que emiten los monos.

Kahn siempre respondió con la indiferencia ante la animadversión de los hinchas rivales, pero sí mostró su impetuoso carácter sobre el campo de juego, donde pasaron a ser legendarios sus ataques de ira hacia jugadores rivales o propios, con inolvidables patadas al mejor estilo "kung fu" o tomando de la garganta a alguno. Hasta llegó al extremo de morderle la oreja a un delantero rival.

Las víctimas de sus ataques de brutalidad son muchas: Heiko Herrlich y el suizo Stephane Chapuisat (ambos del Dortmund), Thomas Brdaric (Leverkusen), o su colega del Bayern, el austríaco Andreas Herzog.

Kahn explicaba sus desplantes con "la agresividad positiva" que sentía. "A menudo usé el lenguaje corporal para comunicarles a mis colegas la presencia absoluta y total que había que presentar en un partido o una situación determinada", o para imponer respeto, y un poco más, a los rivales.

Lo que le queda ahora es un partido en su honor entre el Bayern Múnich y la selección alemana, en Múnich, el 2 de septiembre. Y después convertirse en comentarista de televisión. "Es muy difícil acabar con el fútbol e irse a pasear seis meses a la selva. De alguna manera quiero seguir vinculado al fútbol, pero un poco más fuera del foco central".

Sus paradas serán ahora parte de las videotecas, donde cualquiera podrá acudir para constatar su indudable categoría como uno de los mejores porteros del mundo, protagonista de partidos memorables.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|09:10
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|09:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Felicidade Oliver Khan desde Guatemala admiramos tus enormes paradas y tu valentia un digno ejemplo de gallardia y pundonor a todos aquello jugadores que no muestran amor y respeto por su comisola o su pais;
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016