Superman es judío: no vino de Kriptón sino de Belén

La tradición judeocristiana jugó un papel fundamental en el nacimiento de los cómics de superhéroes. Las coincidencias entre Clark Kent y Jesús.

Un hombre aparentemente común, y de orígenes humildes, descubre que su padre le envió a la Tierra para erigirse en el salvador de la humanidad a través de su propio sacrificio. Se enfrenta al mal, defiende a los más desfavorecidos y sufre la represión de los gobernantes que recelan de su poder.

Esta es la historia que nos cuenta El Hombre de Acero, la última versión de Superman en llegar a los cines, pero también el relato bíblico de Jesús de Nazaret.

Y esa no es la única coincidencia entre el superhéroe y Jesucristo. “Ambos se embarcaron en su misión pública a los 30 años”, explica el escritor Stephen Skelton, que recuerda que el mesías de Kriptón “lucha por la verdad y la justicia, que son dos principios básicos en los que se basa la Biblia”, según relata en su nota Roberto Arnaz para lainformacion.com.

Además, Skelton, autor del libro El Evangelio según el mejor superhéroe del mundo, recuerda que cuando Superman aterrizó por casualidad en Kansas fue adoptado por el matrimonio Kent. En la historia original de 1938 esta pareja se llamaba Mary y Joseph (María y José, en español), aunque luego sus creadores, Jerry Siegel y Joe Shuster, decidieron cambiarlo por Martha y Jonathan Kent.

“Siegel y Shuster eran judíos y por eso pusieron en el personaje gran parte de su cultura y filosofía”, apunta Simcha Weinstein, un religioso hebreo de Nueva York conocido como ‘El rabino del cómic’, autor del libro Up, Up, and Oy Vey!, una divertida crónica sobre el origen religioso de los superhéroes.

Weinstein no tiene duda: “Superman es judío”. Y lo defiende asegurando que “Kal El -nombre  del Hombre de acero en su planeta de origen, Kriptón- es un vocablo hebreo que significa 'la voz de Dios'”.

Además, afirma que el superhéroe se esconde detrás de un alter ego, Clark Kent, como muchos de los inmigrantes judíos que llegaron a EEUU en los años 30 y 40. “Solo un judío podría tener un nombre como Clark Kent”, bromea Weinstein.

Mitología hebrea

Pero no sólo Superman desciende de la tradición judeocristiana.  El rabino neoyorquino explica que todos los grandes personajes del cómic -Superman, Spiderman, la Patrulla X, el increíble Hulk y el Capitán América- fueron creados por autores hebreos que volvieron los ojos a su propia historia, vivencias y tradiciones para inventar estas aventuras.

“Cuando los creadores pensaron en estos héroes miraron en la cultura antigua, de ahí que sus aventuras de cómic guarden numerosos paralelismos con la de Moisés y el éxodo o el antisemitismo”, asegura Weinstein que recuerda que todos estos superhéroes tienen en común el haber nacido de las manos de 45 dibujantes de raíces semitas cuyas familias emigraron a Estados Unidos huyendo de la persecución y el nazismo.

El más prolífico de estos creadores es Stanley Martin Lieber, más conocido como Stan Lee. Él imaginó a Spiderman, Iron Man, Hulk, los 4 Fantásticos o la Patrulla X, entre más de 500 personajes.

Marcado por el Holocausto

Sus relatos beben directamente del Rey David, Golem o Sansón y se mezclan con sus vivencias personales. Los mutantes integrantes de la Patrulla X son perseguidos por ser diferentes, como los judíos durante el Holocausto, y su archienemigo, el malvado Magneto, escapó de un campo de concentración y conserva su número de preso.

Las desdichas del éxodo israelí durante la Segunda Guerra Mundial calaron tanto en los dibujantes de la época que incluso Superman llegó a enfrentarse al propio Adolf Hitler en las páginas de un cómic. No fue el único. En 1941, el Capitán América debutó con un espectacular puñetazo al Führer.

Sin embargo, pese a todo, para Simcha Weinstein el superhéroe que mejor representa a los judíos es Spiderman y su alter ego Peter Parker. “Es el clásico judío neoyorquino, débil y nervioso, motivado por la culpa”, explica el rabino de Brooklyn, quien reconoce que cuando piensa en Parker “siempre le viene a la cabeza Woody Allen”.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (6)
3 de Diciembre de 2016|10:15
7
ERROR
3 de Diciembre de 2016|10:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. todos blasfemos, ojalá el Gran Gokú los perdone
    6
  2. Alguien vio Alienigenas Ancestrales? Ahi dan una explicacion del tema Jesus. Como en aquella epoca no se conocian ni los aviones, imaginense cuando veian un OVNI, no tenian ni idea lo que era y entonces les ponian nombres o representaciones. Los asiaticos los identificaron como dragones que echaban fuego, los hindues como carrozas voladoras, y los hebreos como el espiritu santo y a los aliens como angeles. Si uno cambia algunas palabras por lugar de otras y le suma el conocimiento cientifico y evidencias de construcciones antiguas que no pudieron ser hechas por el hombre, sale la teoria de los antiguos astronautas. Cuando hablan de la ascension de la virgen, o cuando hablan de la visita del espiritu santo y del angel Gabriel y que despues de eso quedo embarazada y sin tener relaciones con nadie, o sea virgen, estan hablando de que la abducieron, y la inseminaron artificialmente con un embrion con genes extraterrestres, por eso ese niño tenía poderes y realizaba milagros. Tal como Superman, Jesus provenia de una raza de seres superiores que al enviarlo intentaban encaminar la raza humana por el camino del bien y no de las guerras como en ese momento se vivía.
    5
  3. Si es por similitudes entonces jesús es egipcio... ya que tiene muchisimas con horus.-
    4
  4. Huy que delicado! No solo los superheroes, la Trilogía de Matrix también chorea a la religión Mucha casualidad que la ultima ciudad humana se llame Zion no?
    3
  5. Aquí algo interesante: http://radiocristiandad.wordpress.com/2013/06/30/en-las-profundidades-de-krypton-la-interpretacion-mesianica-de-man-of-steel/#more-26401
    2
  6. SON UNA MANGA DE BLASFEMOS... DIOS LES PERDONE
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016