Deportes

Locura, muerte y horror en un partido de fútbol

En una liga rural brasileña, un joven árbitro asesinó a un jugador y luego fue linchado y descuartizado por los familiares de la víctima.

La humilde liga de fútbol rural del pueblo Campo do Meio en el estado de Maranhão, noreste de Brasil, no es noticia a menudo. Sin embargo, hoy copa todas las portadas de los medios locales por dos crímenes espeluznantes.

Un joven árbitro de 20 años, Otávio Jordão da Silva, perdió el control luego de ser golpeado e insultado por una tarjeta roja y apuñaló al jugador expulsado, Josemir Santos Abreu, que lo había agredido provocándole la muerte al futbolista.

El crimen de da Silva no iba a quedar impune, ya que amigos y familiares de Santos Abreu que estaban en la tribuna, invadieron el campo y lincharon al joven referí. Pero la locura no quedó ahí, ya que descuartizaron el cuerpo del juez y colgaron su cabeza en la tribuna que ocupaban.

Una persona fue detenida y otras tres fueron identificadas por imágenes grabadas con móviles de otros aficionados que estaban en el local de la tragedia, informó la policía local. Entre ellos estaría un hermano del jugador.

"Vamos a identificar y responsabilizar a todos envueltos. Un crimen no justifica otro y acciones como esta no colaboran con la legalidad de un Estado de derecho", afirmó la Secretaría de Seguridad Pública de Maranhão en una declaración oficial.
En Imágenes