Deportes

Guardiola le dará la batuta a Messi para conducir el equipo

La "era Ronaldinho" ya es historia y, a partir de la próxima temporada, el de Rosario será la pieza sobre la que se edifique el conjunto blaugrana. La nueva estrella del equipo español, deberá ajustarse al objetivo de crear un equipo en el que un grupo de jugadores estén "en sintonía".

Si Ronaldinho fue, cuando aterrizó en el Camp Nou, el eje que hacía girar el equipo de Frank Rijkaard, tras su decadencia, el Barça tiene muy claro quién debe ser el jugador a partir del cual debe edificarse el nuevo proyecto.

Se trata, obviamente, de Leo Messi. El futbolista argentino será, es ya, la nueva estrella del equipo, la referencia dentro del terreno de juego, el elemento que debe dar forma al sistema de Pep Guardiola.

El objetivo es crear un equipo, en el que un grupo de jugadores interpreten todos ellos la misma sinfonía, pese a que las piezas puedan ser intercambiables.

Pero el argentino será el director de orquesta, el que lleve la batuta. Con total libertad para la improvisación, la mejor manera de explotar todo su talento, sin ataduras tácticas que encorseten su fútbol.

Messi, de hecho, volvería a tener el papel que siempre ha tenido en el fútbol base, donde buscaba crear peligro desde cualquier posición, con libertad de pensamiento y movimiento.

Su paso al primer equipo le obligó a asumir un rol más concreto. El argentino no tuvo problemas en obedecer órdenes y colocarse en la banda derecha, aunque ello significara limitar su influencia en el juego.

Pese a ello, su tendencia innata a irse al centro le ha permitido inventar jugadas que, para siempre, quedarán guardadas en las videotecas. A partir de la próxima temporada, el lateral zurdo rival, apoyado por el central, no será el único que deba estar pendiente de Messi, sino que lo sufrirán muchos más jugadores.

En principio, dos son los sistemas de juego que harán funcionar la máquina, el 4-3-3 y el 4-3-1-2. Dos sistemas que se dibujarán sobre el terreno de juego en su versión más ofensiva.

El de Rosario será, en el primer caso, el falso delantero centro que habilite a dos bandas atacantes; en el segundo dibujo, será en enganche entre el centro del campo y los dos delanteros.

La intención es que uno de ellos sea más físico, un ‘9’ de referencia, como Luca Toni, que jugará acompañado de un punta más habilidoso, que pueda recoger el balón algo más retrasado sin necesidad de esperar en el área, papel que estaría reservado al internacional italiano.

Messi será siempre la referencia, el futbolista al que deberán tener presente sus compañeros, en el que apoyarse ante las dificultades. Las bandas serán, en cualquier caso, otro de los pilares del equipo de Pep Guardiola.

Como pasa en el Barça B, el terreno de juego siempre estará ocupado en ambos lados, una opción que permite dar salida a los centrocampistas, además de fijar a los laterales rivales, que no podrán subir tanto.

Ahí tendrá un papel determinante Dani Alves. Sin ser un extremo fijo, será el encargado de sorprender por la banda derecha, como viene haciendo desde que juega en el Sevilla. Y esa es otra de las razones para desplazar de ese costado a Leo Messi, para dar espacio a las galopadas del lateral brasileño.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|09:37
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|09:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016