Nerviosismo dispara el dólar en Venezuela

La edición en español del diario noreteamericano Miami Herald, publica hoy en su tapa una nota sobre el alza que se produjo en el precio del dólar, debido a una serie de medidas que el presidente Hugo Chávez realizó en la Constitución de ese país.

El nerviosismo popular frente a la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez, así como la incertidumbre por la reconversión de la moneda y el exceso de liquidez, catapultaron el valor del dólar esta semana a un nivel sin precedentes en Venezuela, con impactos que se están dejando sentir en Miami.

La escalada del dólar, que pasó a cotizarse de 4,000 bolívares a casi 5,000 bolívares entre julio y agosto --más del doble del cambio oficial--, está disparando a su vez los indicadores inflacionarios y el costo de la vida, indicaron expertos.

La presión sobre la moneda norteamericana podría proseguir hasta fin de año si no se produce una intervención del Banco Central de Venezuela para controlar el alza del mercado cambiario.

''Hay mucho nerviosismo por la propuesta de reforma del presidente Chávez'', dijo el economista independiente Orlando Ochoa.

Uno de los artículos más polémicos de la reforma es el 318, que declara que ``el sistema monetario nacional debe propender al logro de los fines esenciales del estado socialista''.

Al mismo tiempo, agregó el economista, ``se viene creando mucha liquidez del gasto público por la transferencia de fondos del BCV para que el gobierno gaste''.

''Hay una tendencia de no querer bolívares aquí'', dijo Robert Bottome, director de Veneconomía, una firma de análisis y asesoría económica y financiera con sede en Caracas. ``La gente está protegiendo sus ahorros en bolívares de la inflación, y está comprando todos los dólares que pueda''.

Según el director de Veneconomía, el llamado dólar paralelo está incrementando su valor debido a la dificultad para adqurir divisas que existe en el país, a la incertidumbre que están generando ''las amenazas de Chávez de una constitución que transformaría al país en una dictadura comunista'', y un importante factor especulativo.

Adicionalmente, agregó el experto, agosto es un mes de presiones cambiarias por la temporada de vacaciones, durante el cual los viajeros buscan adquirir más dólares de lo normal.

Sin embargo, Bottome detalló que una vez estabilizado en un promedio de 4,900 bolívares por dólar, ``a corto plazo el cambio paralelo se va a quedar ahí''.

''Bajo la incertidumbre que está generando el contenido político, ideológico y económico de la reforma chavista, la escalada del dólar va a seguir'', dijo el economista Ochoa.

La manera de mantener a raya el ascenso de la moneda norteamericna ''es a través de la adjudicación de bonos de la deuda y de notas estructuradas a la banca y las casas de bolsa'', detalló Ochoa.

Sin embargo, objetó el economista, ``no hay ningún país del mundo que pueda sostener una política cambiaria estable a través de emisiones de deuda''.

En Miami, los empresarios que exportan productos a Venezuela podrían sentir el impacto del alza del dólar de forma casi inmediata.

Firmas comerciales que están despachando en estos momentos pedidos calculados a precios del mercado paralelo podrían experimentar pérdidas temporales, dijo Erich Schummer, presidente de la Cámara Venezolana Americana de Comercio de la Florida.

''Ordenes introducidas y no despachadas, que fueron calculadas en los últimos 30 días a un dólar por 4,000 bolívares, tienen una exposición de riesgo mayor'', dijo Schummer a El Nuevo Herald.

Simultáneamente, firmas venezolanas que mantienen compromisos en dólares en los Estados Unidos tendrán que pagar más para cubrir deudas.

Schummer explicó que frente a la situación de la economía venezolana, los empresarios ''se han visto obligados a generar todos unos escudos de corte financiero y organizacional para mitigar estos riesgos'', que están afectando líneas de crédito, tamaño de los pedidos y ''elimina la estabilidad que uno quiere ver en todo negocio''. Sin embargo, el presidente de la Cámara venezolana recomendó cautela, ``y observar con atención las tendencias''.

Aunque ''no son tendencias inesperadas ni desprevenidas, que van causando nivel de inflación, afectan temporalmente órdenes en curso, pero no tienen un efecto macroeconómico que altere la relación comercial de una forma significativa'', acotó Schummer.

La nota está firmada por el periodista de ese medio Casto Ocando
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 02:40
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho