Miden las colosales dimensiones de una ciudad perdida

Un barrido con láser revela nuevas estructuras nunca antes documentados alrededor del templo de Angkor, en Camboya. La ciudad tenía 1.000 km2.

El estudio revela que el centro de esta inmensa ciudad ocupaba al menos 35 km2, lejos de los 9 km2 reconocidos hasta ahora.

Las ruinas del templo de Angkor Wat, en mitad de la selva camboyana, fueron hace 1.500 años el mayor asentamiento de la humanidad. Los últimos estudios realizados con radar, revelaron que la estructura tiene a su alrededor no menos de 70 templos y ocupaba una extensión de 1.000 kilómetros cuadrados, el equivalente a la ciudad de Los Angeles.

Un escaneo mediante una técnica de rastreo por láser, conocida como LIDAR, revela nuevos y sustanciosos detalles sobre las estructuras adyacentes al templo que permanecen ocultas a la vista y enterradas bajo la selva. El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), saca a la luz la existencia de una extensa red de canales, carreteras y templos en los 370 km2 rastreados con el láser durante el año 2012.

Mediante esta técnica, que consiste en lanzar pulsos láser desde un avión a tierra para medir distancias, los científicos han encontrado los restos de edificios nunca antes documentados y ofrecen, según sus autores, "una fotografía bastante completa de la topografía arqueológica del complejo, a pesar de la vegetación que lo cubre y las condiciones ambientales.

El estudio revela claramente que el centro de esta inmensa ciudad perdida ocupaba al menos 35 km2, lejos de los 9 km2 reconocidos hasta ahora por los arqueólogos. Este complejo configura un núcleo urbano con forma ortogonal, alineado en forma de red y con bloques definidos por la intersección de calles y canales.

Se cree que esta civilización colapsó a causa de la deforestación.

"Lo que tenemos ahora con este instrumento", asegura el arqueólogo australiano Damian Evans, líder de la investigación, "es una imagen inmediata de una ciudad entera que no sabíamos que estaba ahí". Los barridos con el equipo de LIDAR se llevaron a cabo en el año 2012, cuando un equipo sobrevoló la zona con un helicóptero a una altura de unos 800 metros sobre la selva.

Aunque aún quedan muchas incógnitas por resolver, los investigadores creen que esta civilización colapsó a causa de la deforestación, la rotura de los canales y la falta de reservas.

En Imágenes