Deportes

El corazón Leproso vuelve a latir en paz

Independiente sufrió hasta las últimas instancias, pero tras el final en Rosario exteriorizó todo un año de lucha. Mirá el desahogo en el vestuario.

Sufriendo tenía que ser Lepra. Independiente Rivadavia tuvo que aguardar hasta el último minuto del último partido del torneo, para saber si se quedaba en la B Nacional o si era condenado a jugar el Argentino A. Pero una vez que se escuchó el pitazo final desde Rosario, los casi 4000 hinchas que se ubicaron fuera del Bautista Gargantini, los pibes pasa pelotas, los utileros, los jugadores, el cuerpo técnico y los dirigentes, estallaron en un grito de desahogo que todavía retumba en el parque.

La Lepra ganaba cómodo contra Instituto y al cabo del final del primer tiempo, las noticias provenientes desde Misiones no eran las mejores y el empate de Merlo no inquietaba al Azul del parque ya que con el 1 a 0 le alcanzaba. Pero en el complemento y con el gol de Instituto, Independiente pasó a sufrir mucho y a aguantar el resultado en su cancha, dividiendo su atención
entre el Gargantini y el Gigante de Arroyito.

Pero la calma llegó. Los pocos hinchas Leproso gritaron con fuerza la conquista de Central y por ende la serenidad y el festejo retornó a los hinchas, pero dentro del campo de juego los futbolistas Azules inconscientemente se relajaron y dejaron venir a la Gloria contra el arco de Josué Ayala. Finalmente la Lepra terminó su partido pidiendo la hora y sufriendo.

El duelo entre Central y Merlo aún no culminaba y los jugadores se amontonaron en la utilería para ver el final por TV. A pesar de que restaban escasos minutos en Rosario y que era casi imposible que Merlo de vuelta la historia, el pueblo Leproso estuvo expectante al final para poder exteriorizar toda la bronca acumulada en este semestre.

Y así fue, gritos, abrazos, desahogo y emoción hasta las lágrimas. Esa fue la postal de la Lepra en los vestuarios y fue un signo de que trabajó, luchó y sufrió mucho para poder mantener la categoría. Como dijo Claudio Del Bosco: “El trabajo está cumplido” y de una vez por todas el corazón Leproso podrá latir en paz.

Opiniones (0)
16 de enero de 2018 | 04:51
1
ERROR
16 de enero de 2018 | 04:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos