Angeles Rawson fue violada y estrangulada
Tenía 16 años y estaba desaparecida desde ayer. Apareció estrangulada, atada de pies y manos y violada adentro de una bolsa que fue a dar a una planta de tratamiento de residuos. Conmoción en la Capital Federal y furia por su muerte en las redes sociales.

Tenía 16 años. Ayer dijo “voy a comer” y hoy apareció muerta, violada, estrangulada y atada adentro de una bolsa, con la ropa de gimnasia del colegio al que asistía. El crimen de Angeles Rawson (16) está llamado a ser uno de esos crímenes que conmueven y que se transforman rápidamente en casos mediáticos.

Hoy, a la hora de publicación de este despacho, no hay ni una sola pista sobre su o sus asesinos.

Muy compañera, fanática de los comics y del Animé, Angeles Rawson estaba desaparecida desde ayer en el barrio porteño de Colegiales.  Apareció muerta esta mañana en la planta de tratamiento de Ceamse de José León Suárez, informó su familia a la prensa esta tarde. "Nos llamaron de la comisaría 31 y nos confirmaron que es ella", dijo a la prensa entre lágrimas Cecilia, tía de Ángeles. Ella fue una de las últimas personas en verla con vida.

Desde esta mañana, investigadores policiales intentaban determinar si el cadáver hallado hoy en un predio de tratamiento de residuos del Ceamse pertenecía a la joven. Cuando un camión de descarga procedente del barrio de Colegiales llegó al lugar y depositó los residuos, se halló el cadáver de la menor, atado de pies y manos, con una soga en el cuello, dentro de una bolsa y vistiendo ropas similares a las del colegio de Angeles.

Al momento de su desaparición, la menor se hallaba con uniforme de gimnasia escolar y se acababa de retirar momentos antes de un predio del mismo Ceamse en Crámer y Concepción Arenal, el que que concurría, junto a sus compañeras, a las clases de educación física.

En el caso ya trabajan en conjunto el fiscal de San Martín Héctor Scebba, con jurisdicción en el lugar del hallazgo, y la fiscal de instrucción porteña María Paula Asaro, quien tenía la denuncia por la desaparición de la adolescente presentada anoche por la familia en la comisaría 31ra.

Fuentes policiales y la familia indicaron que luego de la desaparición, alguien realizó una llamada con el celular de la víctima a un banco y horas después el teléfono fue apagado, según un reporte del diario La Nación.

 

Alguien usó su teléfono para hacer una llamada a un banco. Le recargaron 50 pesos a la línea y horas después lo apagaron.



La fiscal Asaro se enteró de la denuncia esta mañana y si bien tenía planeado dedicarse a trabajar en la causa por el crimen del financista Miguel Graffigna -asesinado el sábado de un tiro dentro de su auto en Villa Ortúzar-, suspendió esa tarea para dedicarse a la búsqueda de Angeles, dice el matutino en  su versión online.

Según voceros judiciales, Asaro puso a trabajar a la comisaria 31 de la Federal, pero también a la Policía Metropolitana, quienes esta mañana, antes de que aparezca el cadáver, hicieron un recorrido por la posible ruta que hizo ayer la chica al salir del Ceamse para buscar testigos o cámaras de seguridad.

La fiscalía de instrucción 35, a cargo de Asaro, también entrevistó esta mañana al padre de Ángeles, a algunas amigas y había iniciado la búsqueda de pistas en el correo electrónico o el Facebook de la joven asesinada.

Las últimas pistas

La adolescente se habría separado de sus amigas en la esquina de Crámer y Concepción Arenal, cercano al CEAMSE de Colegiales. A las 9, Ángeles asistió a su clase de gimnasia y caminó con unas amigas hasta la esquina de Dorrego y Costa Rica, a unas seis cuadras del lugar donde habían hecho gimnasia y a metros del predio del CEAMSE.

La familia no sospechó de la desaparición de la adolescente sino hasta la noche, porque ese día ella tenía inglés y debía ir por la tarde al colegio, situado en Jorge Newbery 2880. A la noche, la chica no apareció. Su padrastro fue al cuarto de la joven y encontró allí la mochila del colegio. Fue entonces que comenzaron a llamar al celular de la menor que no atendía; luego se comunicaron con las amigas de la nena y allí se enteraron de que no había ido al colegio, y de inmediato decidieron radicar la denuncia en la comisaría 31, mientras lanzaban una búsqueda por redes sociales.

Según presumen los investigadores, el cadáver habría sido trasladado en un camión de la CEAMSE de Colegiales hasta el predio central de José León Suárez.

Por el momento, entre las pocas hipótesis que rondan el caso, se destaca una pista clave: el uso de su teléfono celular. A las 9.43, la empresa de telefonía informó que desde el aparato de Rawson se hizo una llamada a una entidad bancaria, que duró unos 10 minutos; a las 10.59, se hizo una recarga virtual de 50 pesos. A las 21.49, el teléfono se apagó.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (4)
21 de Septiembre de 2014|17:08
5
ERROR
21 de Septiembre de 2014|17:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
alex011 de Junio de 2013|22:52
basta de muertes por inseguridad, QUÉ TRISTEZA!
4
garcaman11 de Junio de 2013|22:21
Para harto55 y pepeargento,no confundan esto no tiene que ver ni con los derechos humanos ni con el país,tiene que ver con locos asesinos que están en todas partes del mundo,la diferencia es que en otras partes se los castiga con la pena de muerte y acá lamentablemente no.
3
harto5511 de Junio de 2013|20:36
No hay palabras para tanto dolor. Está claro que en este país, hoy, los victimarios tienen muchos defensores, pero las víctimas se desvanecen solas y en silencio en sus tumbas
2
pepeargento11 de Junio de 2013|17:55
Que hijos de puta!!!!! Después hablan de los derechos humanos de los delincuentes...A esas lacras hay que eliminarlas sistemáticamente!. Escuadrones de la muerte para los delincuentes hijos de mil puta! Derechos humanos las pelotas...
1