Sólo quiero que me ames: esposas en ácido

Las bellas "esposas en ácido" del fotógrafo inglés Miles Aldridge. Sus mujeres nunca son perfectas: están a punto de reventar y viven situaciones surrealistas.

El fotógrafo Miles Aldridge (Londres, 1964) es una eminencia y una celebridad. Es hijo, esposo y amigo de celebridades. Psicodelia, rebeldía, moda y cine: con esa combinación Aldridge se ha convertido en uno de los artistas más singulares dedicados a la fotografía de moda y de sus mundos adyacentes.

Aldridge está de desembarco neoyorquino. La prestigiosa galería Steven Kasher exhibe I Only Want You To Love Me (Sólo quiero que me ames), su primera exposición retrospectiva en esa ciudad que servirá de escenario para la presentación de dos nuevos libros: Miles Aldridge: I Only Want You to Love Me (Rizzoli), una monografía que abarca toda su obra, y Other Pictures (Editions 7L/Steidl), una vuelta de tuerca surreal a los álbumes familiares.

Las cuarenta fotos de gran formato que Aldbridge exhibe en Nueva York muestran escenas muy trabajadas en estudio y de mucho detalle en el atrezzo y el vestuario de las mujeres ambivalentes que han cimentado su fama: son modelos de gran belleza y acentuado glamour que podrían estar disfrutando o sufriendo, siempre situadas en un éxtasis equívoco, una especie de contemplación que podría remitir al sexo pero también a la rabia o la crisis nerviosa. El artista suele afirmar que desea que las modelos parezcan estar imaginando su propia vida interior, pero el espectador puede interpretar que están a punto de reventar o ser víctimas de un desastre.



"Esposas en ácido"

"Esposas en ácido", dice la galería para explicar las situaciones: una chica en traje de noche derrumbada sobre la mesa de un banquete, otra sentada en el suelo de la cocina con el contenido de la bandeja de comida derramada a su alrededor, una tercera secándose el pelo con actitud hierática...

"El espectador es transportado a un mundo de fantástico y opulento ensueño poblado por hermosas mujeres impecablemente vestidas que juegan roles femeninos estereotipados, tales como secretaria, ama de casa y vamp, pero hay algo  que va mal en estas meticulosamente compuestas escenas. Las mujeres de Aldridge están extrañamente desconectadas, es como si la presión de ser un objeto de deseo 24 horas al día y siete días a la semana se haya convertido en imposible de soportar y están al borde de ataques de nervios", añaden.

La obra de Aldridge ha sido comparada repetidamente por la crítica con la de Pedro Almodóvar por su búsqueda de la irrealidad cotidiana y el carácter extremo de las situaciones que plantea. Al fotógrafo inglés no le agrada el supuesto parecido y afirma que se siente más cerca del universo de Federico Fellini.

Mirá aquí las fotografías de esta muestra de Miles Aldridge.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:07
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016