A 50 años de la novela insignia del "boom"

El propio Cortazar se sorprendía por el éxito de "Rayuela". Carlos Fuentes dijo que el escritor argentino era "casi un Bolívar de la literatura latinoamericana".

Durante el mes de junio se cumplen 50 años de la publicación de Rayuela, la novela de Julio Cortázar que revolucionó la literatura con su estructura innovadora para su época y que se convirtió en una de las 100 mejores del siglo XX.

Rayuela ha sido una de las piezas claves del boom latinoamericano y su vigencia se ha extendido hasta el presente, a través de sucesivas generaciones de lectores que la han convertido en un mojón de la literatura argentina y latinoamericana.

Con motivo del cincuentenario, la editorial Alfaguara publicó una edición remozada de Rayuela que incluye un mapa de París donde transcurre la novela y un apéndice donde Cortázar mismo cuenta la historia del libro a través de cartas enviadas a sus amigos.

El propio Cortazar fue el primero sorprendido por el éxito de la novela y confesó que "nunca creí que un libro mío fuera leído por los jóvenes como lo han sido. Yo pensaba escribir para la gente de mi edad y ser leído por un grupo muy restringido".

"De golpe veo que una generación de gente joven ha encontrado en Rayuela no diré una contestación, pero si una incitación", declaró para la revista de la Universidad de México, del 7 de marzo de 1967.

Julio Cortázar comenzó a escribir Rayuela en 1958 y se publicó en junio de 1963, desatando la controversia y la confrontación de la crítica literaria, desconcertada por la estructura particular de la novela.

"Contranovela", "Crónica de una locura", "el agujero negro de un enorme embudo", "una especie de bomba atómica", "una llamada al desorden necesario", "una gigantesca humorada", "un balbuceo": con estas y otras expresiones se aludió en la crítica a Rayuela.

El peruano Mario Vargas Llosa, por entonces amigo del argentino y también integrante del boom latinoamericano, aseveró que "ningún otro escritor dio al juego la dignidad literaria que Cortázar, ni hizo del juego un instrumento de creación y exploración artística tan dúctil y provechoso. La obra de Cortázar abrió puertas inéditas".

"Si no hay una voluntad de lenguaje en una novela en América Latina, para mí esa novela no existe. Yo creo que la hay en Cortázar, que para mí es casi un Bolívar de la literatura latinoamericana. Es un hombre que nos ha liberado, que nos ha dicho que se puede hacer todo", agregó el mexicano Carlos Fuentes.

Para su compatriota Octavio paz, Rayuela constituyó "la prosa hecha de aire, sin peso ni cuerpo pero que sopla con ímpetu y levanta en nuestras mentes bandadas de imágenes y visiones, vaso comunicante entre los ritmos callejeros de la ciudad y el soliloquio del poeta".

"Cortázar nos ha dejado una obra tal vez inconclusa pero tan bella e indestructible como su recuerdo", resumió Gabriel García Márquez, también integrante del boom latinoamericano.

Con un total de 155 capítulos, una de las particularidades de Rayuela es la propuesta de lectura que ofrecía: la tradicional, del capítulo 1 al 56, y la del Tablero de dirección, saltando y alternando capítulos.

La crítica literaria Irene Chikiar, especializada en la obra del escritor argentino fallecido en París en febrero de 1984, señala que "Rayuela es la culminación del concepto de novela que Cortázar anticipa en 1947 en su Teoría del Túnel, donde plantea la simbiosis de los modos enunciativos y poéticos del idioma".

También como homenaje a Cortázar y en coincidencia con el aniversario, la Biblioteca Nacional de Argentina bautizará con el nombre de Rayuela una plaza lindante con el edificio y que suele congregar a lectores que optan por el aire libre.

Por su parte, la Fundación Juan March de Madrid anunció que digitalizará la obra completa de Cortázar para que esté disponible a través de Internet.

¿Qué sentís?
92%Satisfacción8%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|08:59
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|08:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes