Pagan cifra récord por un cuadro en una subasta

Un cuadro de Lucian Freud se vendió el martes en una subasta en Christie's por 33,64 millones de dólares (unos 21,84 millones de euros), destrozando el récord pagado por una obra de un artista vivo.

El retrato de una mujer desnuda durmiendo en el sofá elaborado por el pintor británico en 1995, "Benefits Supervisor Sleeping", se vendió ligeramente por debajo de la estimación preventa de 35 millones de dólares.

El anterior récord era de 23,6 millones, y se estableció en noviembre con una escultura de Jeff Koons, "Hanging Heart".

Varias obras de arte contemporáneo se vendieron muy bien, desafiando a los erráticos mercados financieros, en una subasta de 350 millones de dólares marcados por una sorprendente preponderancia de compradores americanos y en la que cayeron récords para siete artistas más.

"Fue estupendo", dijo el codirector internacional de arte contemporáneo y de la posguerra de Christie's, Amy Cappellazzo, que destacó que es el segundo mejor resultado contemporáneo de la casa de subastas.

"Menos mal que el dólar está débil", ironizó después de que los compradores estadounidenses se hicieran con el 70 por ciento de las obras. Hace una semana, supusieron menos de un tercio de una subasta de arte impresionista y moderno.

Los sólidos resultados, con una venta del 95 por ciento de los 57 lotes, fueron un alivio después de que algunos responsables de la subasta temieran que comenzara una desaceleración en el mercado.

50 millones para  Rothko

El cuadro "No. 15" de Mark Rothko llegó a 50,44 millones de dólares incluyendo la comisión, notablemente por encima de la estimación preventa de 40 millones de dólares.
El grabado en tela de seda de gran tamaño "Double Marlon", de Andy Warhol, se vendió por 32,5 millones.

Nueve obras se vendieron claramente por encima de los 10 millones de dólares cada una, entre ellas "Tres estudios para un autorretrato" de Francis Bacon, que obtuvo algo más de 28 millones de dólares.

La única sorpresa negativa fue "Ball of Twine", de Roy Lichtenstein, que no consiguió ofertas cuando la puja alcanzó los 12 millones.
En Imágenes