Hallan el naufragio de un barco inglés del siglo XIX

Especialistas encontraron los restos del buque británico HMS Forth, 164 años después de que se hundiera frente a las costas de la península de Yucatán.

El accidente se produjo la noche del 14 de enero de 1849, cuando el barco, uno de los paquebotes de la línea de las Antillas de la Royal Mail Steam Packet Company, que iba rumbo a Las Bermudas, chocó contra los escollos de dicho encalladero y se partió en dos.

Según cuentan los periódicos de la época, los náufragos lograron llegar a un islote cercano al lugar de los hechos, aproximadamente a 3 kilómetros, y días después fueron rescatados por un barco de vapor y llevados al puerto de La Habana.

"Degradados y corroídos, in situ se encontraron vestigios de calderas, máquinas, ejes, propelas, anclas y los codastes; por estos últimos -que sirvieron de soporte a todo el vapor-, se calcula que el Forth debió tener un tonelaje aproximado de 1900 toneladas", informó en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

"Asimismo, las características de las piezas metálicas corresponden a una embarcación destinada a transportar correo", apuntó el INAH.

El Arrecife Alacranes fue durante mucho tiempo punto de referencia para la navegación debido a su peligrosidad y el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo advertía en el siglo XVI de una muerte dolorosa a quien encallara en este conjunto de islotes.

Ubicado 130 kilómetros al norte de Puerto Progreso en "las Alacranes" se produjeron diversos naufragios desde el siglo XVI hasta nuestros días debido a la compleja red de corales, bancos de arena y pequeñas islas que emergen discretamente del fondo del mar, en una superficie de 326 kilómetros cuadrados.

Dada la frecuencia de los accidentes en la zona una compañía de seguros donó un faro que durante décadas guió a los marinos desde la Isla Pérez, uno de los islotes que conforman Arrecife Alacranes.

Guiados por las referencias históricas, el equipo del INAH dirigido por la arqueóloga Helena Barba Meinecke, fue al norte del arrecife y a una profundidad aproximada de 18 metros observó elementos metálicos dispersos de un naufragio, el único localizado en esa zona de arrastre.

Como parte de la temporada de este año en Arrecife Alacranes, que se llevó a cabo del 14 al 28 de abril, se ubicaron además 14 naufragios, que se suman a los seis que con anterioridad se habían localizado.

Aunque será necesario emprender una investigación más a fondo, un par de los naufragios recién ubicados podrían corresponder a otra embarcación de la Royal Mail Steam Packet Company hundida en 1847, el HMS Tweed, así como al navío belga Charlote, que encalló seis años después, en 1853.

En una búsqueda documental que se emprendió entre 2010 y 2012 se hallaron referencias históricas de 25 naufragios, por lo que se planearán otras campañas a fin de salvaguardar este patrimonio sumergido. 

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|01:06
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|01:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic