Para exquisitos: el "Libro de horas de Enrique VIII"

La primera réplica exacta del manuscrito del rey Tudor fue realizada por el editor Manuel Moleiro, y se exhibe al público en "El escaparate de las maravillas".

El manuscrito fue elaborado alrededor del año 1500.

La primera réplica exacta e integral del manuscrito del Libro de horas de Enrique VIII, realizada por el editor español Manuel Moleiro, encabeza una exposición en la sede del Instituto Cervantes en Londres.

"El gabinete de las maravillas: manuscritos iluminados de las mejores bibliotecas del mundo", presentada a la prensa, aglutina dos decenas de "clones" de manuscritos fundamentales en la historia de Europa que versan sobre religión, alquimia, medicina y biología.

La joya de la muestra es la réplica del manuscrito del Libro de Horas de Enrique VIII, originalmente elaborado alrededor del año 1500 y de una "importancia capital", según señaló a Efe el editor Manuel Moleiro, cuyo equipo tardó dos años en reproducirlo.

El volumen, de 400 páginas, perteneció al poderoso monarca de la Casa Tudor y permaneció en poder de muchos soberanos posteriores, ya que se sabe que el rey Jorge III (1738-1820) lo conservaba en su biblioteca.

Las horas de Enrique VIII es la obra maestra del artista francés Jean Poyer, "un pintor de élite en esos momentos", según Moleiro y, actualmente, el original permanece guardado en el Museo y la Biblioteca Morgan de Nueva York.

"Estos manuscritos están cuidados al extremo porque las pinturas están realizadas sobre pergamino y eso hace más difícil su exposición al público", apuntó el editor.

Los libros de horas son libros de rezos propios de la Edad Media y principios del Renacimiento pertenecientes a reyes, emperadores y a la alta burguesía que constituían símbolos de poder.

"Contrataban a los mejores pintores del momento y daban un presupuesto ilimitado", agregó el director de la editorialMoleiro, ubicada en Barcelona y que en los últimos 20 años ha reproducido 30 obras.

Entre ellas, el Breviario de Isabel La Católica, que el embajador Francisco de Riojas regaló a la reina española Isabel la Católica para celebrar el descubrimiento de Las Américas, la reconquista de Granada y la doble boda de sus hijos con los del emperador Maximiliano de Austria.

El original de este breviario, "un símbolo exquisito de poder" según Moleiro, se conserva en la Biblioteca Británica de la capital británica y constituye "su tesoro más importante de la Europa continental".

Para su elaboración, se contrató a los mejores pintores flamencos de la época y su carácter es "excepcional" pues los breviarios estaban destinados a papas y eclesiásticos, no a soberanos.

En una de sus páginas hay una dedicatoria que reza "A la divina Isabel, reina de las Españas y de Sicilia", el único caso en el que se califica a la esposa de Fernando el Católico como "divina".

Visitá aquí El gabinete de las maravillas.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|21:09
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|21:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016