Un juez español redime a Poncio Pilato

¿Cuál era el cargo de Pilato y cuáles sus funciones? ¿Sabías que no actuó en solitario, sino como presidente de un tribunal? ¿Qué le impulsaba a salvar a Jesús?

El juicio probablemente más célebre de la historia puede ser visto por un experto en aplicar la ley desde un ángulo muy diferente al que ha sido habitual a lo largo de los siglos.

Es lo que le ha sucedido al autor de La decisión de Pilato, un magistrado que ha tratado de dar respuesta, con una investigación, convertida en relato novelado, a una serie de interrogantes sobre el prefecto romano que condenó a Jesús.

El magistrado Juan Ignacio Moreno-Luque Casariego redime en su libro La decisión de Pilato. Un caso difícil para un prefecto romano del siglo I (Ediciones de Buena Tinta) a Poncio Pilato, el gobernador ante el cual entregaron a Jesús los sumos sacerdotes y que tras preguntar a la gente congregada si quería que soltara a Jesús o a Barrabás, se lavó las manos y entregó a Jesús para que lo crucificaran. El autor revela que Pilato no actuó en solitario sino como presidente de un tribunal.

"¿Cuál era el cargo de Pilato y cuáles sus funciones? ¿Cómo es que San Juan Bautista fue ejecutado sin la autorización de los romanos y, sin embargo, para matar a Jesús sí era necesaria? ¿Sabías que Pilato no actuó en solitario, sino como presidente de un tribunal? ¿Qué le impulsaba a salvar a Jesús y por qué al final no lo hizo?", son algunas de las preguntas que el magistrado contesta en el libro.

Asimismo, Moreno-Luque Casariego se adentra en los motivos por los que Pilato "quebrantó la ley romana que obligaba a quemar el cadáver y permitió que le fuese entregado a María, posibilitando así la prueba posterior de la Resurrección" y en las razones por las que "se mantuvo incólume la túnica sagrada". Además, explica que "la guardia que custodió el sepulcro no era romana sino una guardia judía del Templo".

De esta forma, La decisión de Pilato, con una parte de trabajo histórico, que enmarca la figura de Pilato en su tiempo, otra jurídico-procesal y otra religiosa, da a conocer las circunstancias de aquel juicio "donde tal vez el papel del gobernador romano no merece todos los reproches que tradicionalmente se le han tributado".

Así, el magistrado se pone en la piel del juzgador en el momento en el que le llevaron a Jesús, "un absoluto desconocido para Pilato, uno más de los centenares de profetas y mesías que jalonaban la historia de Judea y que incordiaban a la administración romana".

Según apunta el autor, "la extrema debilidad política de Pilato tras la caída de Sejano -el otrora poderosísimo prefecto del pretorio que llegó a ser semiemperador durante el retiro de Tiberio-, su limitado aparato militar, los intereses comunes que surgen entre Herodes Antipas y Roma, en ese momento representada por Pilato, confluyen en la toma de decisión del procurador".

El libro, que contiene fotos, planos, maquetas y dibujos, describe los detalles históricos que atañen al caso y en los que se encuentran muchas notas que "corrigen datos erróneos sobre la vida de Jesús y los hechos de la Pasión" asumidos, según indica el autor, de "la pintura, los pasos procesionales, la televisión y el cine".

Además, el relato, el lector también podrá descubrir el porqué de notas que pueden pasar desapercibidas en el conocimiento ordinario que se tiene del juicio y Pasión de Jesús como, por ejemplo, "la singularidad de la entrega a José de Arimatea del cadáver de Jesús y las claves jurídico-administrativas de esa acción".

Según el abogado y prologuista de la obra, Claudio Alvargonzález, La decisión de Pilato es una novela hecha "para el propio autor, para poner en letra de molde su propio viaje de exploración interior al Pilato juez, el viaje que le habrá surgido cualquier día fruto del análisis de su propia situación personal y profesional y de su conocimiento de las circunstancias históricas de la Pasión de Jesús".

Juan Ignacio Moreno-Luque Casariego (Oviedo, 1958) se licenció en Derecho, estudió Teología y es miembro del Centro Español de Sindonología, dedicado al estudio y difusión de la Sábana Santa de Turín y del Sudario de Oviedo.

En Imágenes