La novela romántica ya tiene su festival en Argentina

Las historias de amor tienen a partir de hoy su primer festival: "Romántica Buenos Aires". Las escritoras y los secretos de sus heroínas de papel.

Florencia Bonelli, Gloria Casañas y Florencia Canale, entre otras marquetineras escritoras.

El género va en crecimiento desde hace unos años a esta parte, cuando miles de mujeres comenzaron a identificarse con heroínas de papel que vivían situaciones cotidianas y las escritoras comenzaron a entretejer erotismo, vampirismo y temas policiales, con el amor como tema primordial.

"El boom de la novela romántica estalló en las dos últimas Ferias del Libro de Buenos Aires, aunque ya desde antes podía advertirse en las mismas librerías, que destinaban mesas especiales al género, con su cartel indicador y todo", comenta la escritora Gloria Casañas a Télam.

"Es un fenómeno que sale a la luz ahora, pues en realidad el público lector estuvo siempre, de modo invisible. En realidad lo que se está viviendo es un reconocimiento de sus existencia", asegura.

Florencia Canale, autora de Pasión y traición -sobre la vida de Remedios de Escalada-, admite que "el boom de la novela romántica existe desde hace mucho más del que se ha visibilizado ahora. Lo que pasó en los últimos años es que la crítica y los medios masivos tuvieron registro del hecho. Desde ya que me parece interesante y bienvenido sea".

Ese mismo público es el que, a través de las redes sociales, se conecta con las autoras ya sea a vía mail, Facebook, Twitter o blogs y cuentan sus apreciaciones sobre los trabajos, hacen catarsis creándoles nuevas historias o perfiles, compartiendo fotos o musicalizando el instante que dura el comentario.

Las lectoras acérrimas del género fueron el motor para que se realice Romántica Buenos Aires, el primer festival de novela romántica de Buenos Aires, que se desarrolla a partir de hoy en el Centro Cultural Recoleta.

Las fanáticas, que llegan a hacer horas de fila para firmar un libro, pusieron como objetivo el estimular una comunicación directa y fluida entre lectoras y escritoras y fue así que durante este encuentro más de 25 escritoras se verán cara a cara con miles de lectoras.

Las lectoras se van sumando a este boom de libros eternos por su cantidad de hojas, lleno de ribetes y relatos paralelos que dan pie para nuevos libros con esos personajes. Según datos proporcionados por distintas editoriales locales, en sólo un año la novela romántica creció entre 20 y 30 por ciento.

"Es probable que luego del festival ese público aumente -reflexiona Casañas-, ya que los acontecimientos culturales de la ciudad impactan en la gente, y darle entidad a un género como el romántico es abrirle paso entre la multitud".

Por otro lado, toda iniciativa que nos ponga en contacto con libros es bienvenida. Además, esta apertura ayuda a los nuevos escritores, que se animan incluso a explorar variantes del género, como las historias fantásticas o paranormales, que quizá atraigan a un público más juvenil", sostiene.

Canale, por su parte opina que "me parece una gran idea la de haber instalado un festival de este estilo y sus distintas patas (histórica, erótica, fantasy, etcétera). Es inmenso el mercado del género y las lectoras se merecían un espacio propio".

La trama histórica, una de las patas que menciona Canale -referente en la materia-, comenta que "siempre me gustó nuestra historia. Desde muy chica me interesaron las historias de los hombres y mujeres que habían construido el país".

"Lo público ya está contado -sentencia-. A mí me interesa revolver en las costumbres, los estilos de vida, las familias. Digamos las vidas privadas de los grandes próceres, que seguramente colaboran con lo público y creo que ese es el condimento que atrapa al público".

En tanto, Casañas asegura que lo histórico "a los argentinos nos gusta conocer nuestro pasado de la mano de los personajes de ficción, que nos muestran tanto el ámbito público como el privado, con detalles cotidianos y el sabor de lo antiguo. Algo que en los textos de historia académica no aparece por lo general".

"Ese amor por la historia es refrescante y muy alentador, y la novela romántica juega un papel educativo también, aunque no haya sido ése el propósito del autor al escribirla", considera.

Acerca del rol de la mujer como lectura, Canale dice que "desde el siglo XIX que la mujer se vuelca a este género. Creo que tenemos mucha más imaginación, ficciones en la cabeza, pensamientos románticos, y nos permitimos la emocionalidad, mucho más que los varones".

"En mi caso -agrega- me preocupan mucho mis heroínas (que son personajes de la historia). Me detengo mucho en la construcción de ellas y no me gusta presentarlas como meros objetos de la relación amorosa. Las investigo hasta el paroxismo, las estudio, las busco, hasta que me conforman y las escribo".

Durante los cuatro días que dura el encuentro, habrá mesas redondas con escritoras, talleres de escritura, seminarios y entrevistas a autoras nacionales e internacionales y participarán Esmeralda Mitre y Gabriel Corrado leyendo cartas de amor de personajes famosos.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:55
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016