Deportes

La Lepra ganó en casa y vuelve a depender de sí mismo

Sin público y en un partido malo, Independiente le ganó 1 a 0 a Atlético Tucumán y vuelve a depender de sí mismo para salvar la categoría.

Luego de la locura vivida la semana pasada, la Lepra recuperó la sonrisa en un extraño partido jugado en el Bautista Gargantini. Sin público y tras del apriete que la barrabrava del club le hizo al plantel, la Lepra le ganó 1 a 0 a Atlético Tucumán y vuelve a depender de sí mismo para mantener la categoría.

A pesar de que la cancha lucía desolada, a medida que avanzaron los minutos la gente que se ubicó detrás de la popular norte se empezó a sentir con el típico repertorio de cánticos, banderas, pirotecnia y aliento. Sin embargo los jugadores se concentraron puntualmente en el partido y en vencer al Decano.

El susto llegó en los primeros minutos, porque una gran combinación entre la Pulga Rodríguez y Luis Bustamente terminó en un despeje defensivo cerca de la línea de gol y en un posterior palo. Pero luego de eso la visita no inquietó a la Lepra, que se dedicó a buscar el primer tanto para la tranquilidad.

Lógicamente que el elenco de Claudio Del Bosco era limitado en cada avance y en los recursos futbolísticos para tratar de romper el cero, pero cuando menos ideas tenía el local y casi no había opciones de peligro, llegó la tan ansiada conquista. El arquero de Atlético, Ezequiel Cacace, cortó débilmente un centro y chocó contra un compañero, dejando el gol servido a Sebastián Longo. Ventaja y alivio para los jugadores y el cuerpo técnico.

Si bien el gol traía tranquilidad, esa diferencia favorable empujó al equipo Leproso hacia atrás. Con la única intención de aguantar la mínima brecha en el marcador, Independiente se fue replegando mientras que Atlético Tucumán avanzaba a los tumbos y con pocos argumentos que eran los pelotazos o lo que podía crear la Pulga Rodríguez.

Es por eso que Independiente se dedicó a cuidar esa pequeña ventaja conseguida y sufrió en varias oportunidades el asedio sobre el arco de Josué Ayala. Primero la sacó Juan Alvacete en la línea tras un cabezazo, luego Franco Sbuttoni desvió una pelota que tenía como destino el arco y por último Deivis Barone conectó un cabezazo en el área imponiéndose al arquero Ayala y la pelota cayó en el techo del arco.

Con las herramientas del entusiasmo y la actitud, los Azules mantuvieron el 1 a 0 y consiguieron volver a depender de sí mismo para conservar la categoría.

Con el triunfo, Independiente superó al Deportivo Merlo en la tabla de los promedios y de esa manera, si cuida la ventaja conseguida ante el Charro, la Lepra mantendrá la categoría. Ahora viajará a Paraná para chocar contra Patronato y luego cerrará el certamen contra Instituto en el Bautista Gargantini.

Opiniones (3)
8 de Diciembre de 2016|19:07
4
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sin gente, peleando el descenso, dando làstima, en la catedral (???????????), ja, ja, ja. El año que viene se cumplen (no los Cien...), sino los 20 años seguidos que los gozamos, amargos, perdedores, que màs, cuando se van a dar cuenta que el primero es el ......., no lo nombro para no contagiarme....ja,ja, jaja ja ja ja
    3
  2. estos compraron el resultado, justo el arquero choco con su compañero hummmmmmmm
    2
  3. AMARGOS JUEGAN SIN PUBLICO........................... Y CUAL ES LA DIFERENCIA ? SI NUNCA LO TUVISTE, VOLVE A DONDE PERTENECES, EL AÑO QUE VIENE JUGAS EL CLASICO CON LOS PECHITOS BOTELLEROS.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic