Un comunista en Nueva York: Diego Rivera y Rockefeller

Un libro recupera la historia de la destrucción de un mural que el mexicano pintó hace 80 años en esa ciudad. ¿Por qué fue contratado? ¿Por qué Rivera aceptó?

El hombre en la encrucijada. El mural de Diego Rivera en el Centro Rockefeller, editado por la editorial Trilce, revela material inédito de la creación del mural, recopilado tras la restauración de cuatro bocetos monumentales del artista localizados en su Museo Anahuacalli.

El hombre controlador del Universo, nombre del mural que Rivera realizó en el Centro Rockefeller de Nueva York, fue destruido debido a que el artista representó en el mismo la figura del político comunista ruso Lenin.

En el texto se intentan responder varias preguntas. ¿Por qué unos magnates capitalistas contrataron un pintor abiertamente comunista? ¿Con qué objetivo Rivera buscaría pintar en el Centro Rockefeller, símbolo del capitalismo? ¿Sabía Rivera que su mural sería destruido si plasmaba en los muros del Centro Rockefeller un tema poco congruente con el capitalismo, régimen que enarbolaban sus mecenas?

"El libro se realizó para conmemorar el aniversario número 80 de la cancelación y luego destrucción del mural que Diego Rivera realizaba en Nueva York. También se realizó con motivo de la restauración de cuatro bocetos monumentales del pintor que se exhiben en el estudio del Museo Diego Rivera-Anahuacalli", explicó la editorial en un comunicado.

El hombre en la encrucijada. El mural de Diego Rivera en el Centro Rockefeller recopila tres bocetos preparatorios del mural hechos por Rivera con carbón sobre papel kraft de 5.01 metros de altura, que corresponden a los paneles laterales de su obra.

En la sección izquierda, Rivera plasmó "La muerte de la idolatría", en donde Júpiter toma el rayo para transformarlo en energía eléctrica que será utilizada para mejorar la vida a través, por ejemplo, de los rayos X. El panel derecho muestra "La muerte de la tiranía", donde se aprecia al César romano, que tenía la imagen de la trinidad revolucionaria (obrero, campesino y soldado).

También incluye la restauración de una de las versiones más elaboradas del mural: un trabajo a tinta, carbón y gouache sobre papel, de poco más de tres metros de ancho, así como el dibujo de "El agua, origen de la vida", cuyo mural se encuentra en el Cárcamo de Dolores de la capital mexicana.

"En esta versión, Rivera todavía no incluye el polémico retrato de Lenin, pero la composición se acerca a la versión plasmada en el muro del Centro Rockefeller", explicó la editorial.

Diego Rivera es uno de los máximos exponentes del muralismo mexicano. El artista de ideología comunista estuvo casado con la también artista Frida Kahlo.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:58
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic