Deportes

Palermo reconoció que "no hay relación con Verón"

Martín blanqueó su distanciamiento con la máxima figura de Estudiantes, a dos días de la derrota sufrida en La Plata. “Después de la final del Apertura 2006, se terminó”, relató el goleador.

“Saludé a Verón antes del comienzo del partido y cuando fuimos al sorteo en la mitad de la cancha. La relación con él no está, después de esa final nunca más estuvo”, dijo Martín Palermo a radio Del Plata, al referirse a la ruptura de su amistad con el mediocampista de Estudiantes, luego de la discusión que ambos mantuvieron en pleno campo de juego en la final del Apertura 2006.

Verón le reprochó a Palermo que jugara “con todo” (le convirtió un gol) frente a Estudiantes, club en el que el atacante surgió y en el que gozaba de la simpatía de los hinchas hasta ese día.

“No entiendo la actitud de la gente de Estudiantes, sigue confundida. Jamás tuve un gesto cuando le convertí goles. Me duele que se comporten así conmigo, aunque a esta altura uno ya puede esperar cualquier cosa del hincha”, agregó Palermo, acerca de los silbidos que recibió en el estadio Ciudad de La Plata cada vez que tocó la pelota.

En otro orden, Palermo desestimó que a Boca lo perjudique no jugar en la Bombonera (está inhabilitada y lo hará en el estadio de Vélez) frente a Atlas, por la Copa Libertadores y calificó como “ordenado” al equipo mexicano.

“Respetamos a Atlas porque tiene las ideas claras en su planteo, tanto de local como de visitante. Pero Boca está capacitado para hacer valer lo que es Boca”, aseguró.

Palermo agregó que su equipo está “capacitado para pelear en los dos frentes de competencia”; afirmó que la clave para que el seleccionado argentino derrote a Brasil por las eliminatorias es que “sea protagonista” y aseguró que “hoy por hoy” no piensa en irse de Boca.
Opiniones (0)
29 de Abril de 2017|10:53
1
ERROR
29 de Abril de 2017|10:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
    25 de Abril de 2017
    Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza