El arte como denuncia: recrea lo que vivió en la cárcel

El artista chino Ai Weiwei estuvo detenido casi tres meses. En la Bienal de Venecia muestra cómo lo vigilaban todo el tiempo en distintas situaciones cotidianas.

El 3 de abril del 2011 el artista chino Ai Weiwei fue detenido en el aeropuerto de Beijing y durante días no se supo nada de su paradero, hasta que la presión internacional obligó al Gobierno chino a dar a conocer que había sido detenido por cometer delitos económicos.

Un total de 89 días duró la detención de Weiwei, que se concretó en un lugar secreto, hasta que pudo salir bajo fianza.

Weiwei, desde entonces, no perdió oportunidad para denunciar los malos tratos y las torturas en las cárceles chinas, y ahora se prepara para realizar una exposición en la Bienal de Venecia en la que presentará seis maquetas en las que ha recreado situaciones que le tocó vivir durante su encierro.

En ellas, el artista se ha representado en distintas situaciones cotidianas (comiendo, durmiendo, bañándose y hasta haciendo sus necesidades), siempre acompañado por dos guardias.

"China aún está en una guerra constante, destruyendo la naturaleza del individuo, incluyendo la imaginación de la gente, su curiosidad, sus motivaciones y sus sueños", explicó Weiwei en una entrevista concedida al The New York Times, y agregó: "Las mejores mentes de este Estado han sido malogradas por el control ideológico, que es falso. Incluso la gente que lo está intentando usar como una herramienta para mantener el control o la estabilidad sabe que es algo completamente falso".

La muestra de Weiwei no forma parte de la agenda oficial de la Bienal de Venecia, pero su impacto seguramente no pasará desapercibido.

Mirá a continuación algunas de las obras que se expondrán.

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic