¿Querían ficción?: los 500 precios congelados
Las presentaciones de los productos masivos y la superabundancia de artículos superfluos hacen que la lista de 500 productos congelados que se acordó entre supermercados y la Secretaría de Comercio Interior sea en buena parte, una tomada de pelo al consumidor.

Es de imaginar que todas las familias compran el paquete de manteca La Serenísima de 100 gramos, el chiquitito, o que el azúcar preferido de todos es de marca “Dominó”, una que se ve menos refinada que las primeras marcas a través del paquete. El flan en polvo que se ofrece, por suerte, es el de dulce de leche que como todos saben le encanta a la mayoría. El de vainilla, que es un asco, quedó con precios liberados.  Los 12 paquetes de pañuelitos descartables que exhibe la lista de precios congelados engrosan la nómina y está bien, porque es época de resfríos y la gente anda a la miseria. Pero difícilmente los Kleenex ganen la batalla contra la inflación. Hay mucho más: cremas anti estrías, botellitas de agua mineral de medio litro, que como nadie ignora son de consumo masivo para familias enteras de disertantes, jabón líquido que en los barrios es furor, y montones de productos de bajo consumo pero que sirvieron para llegar a los 500 productos de la lista sin comprometer demasiado lo de consumo diario.

Afortunadamente en la nómina de 500 productos de precios fijos por un tiempo –vaya uno a saber cuál porque nadie lo dice- hay cremas anti estrías,  leches saborizadas descremadas de consumo Premium para gente que puede pagarlo bien, el apresto de planchar las camisas del jefe del hogar para ir los lunes al banco, la crema after shave más cara del mercado: una Nivea que cuesta cerca de 50 morlacos sin devaluar, cafés de cien gramos que duran tres días amarretando las cucharaditas y ya hay que comprar de nuevo, y varias “pildoritas” más. La lista de 500 productos de precio congelado que acordaron el gobierno a través de la Secretaría de Comercio Interior y la Asociación de Supermercados Unidos –donde juegan casi todos y todos los grandes- esconde una ristra de incoherencias, productos de escasa utilidad, o presentaciones en envases que casi nadie usa salvo que sea soltero/a y tenga costumbres alimentarias ermitañas. A ello se agrega el dato de que nadie sabe realmente cuál es el costo de arranque de estos productos congelados ni cómo estarán ubicados e identificados en las góndolas. Tampoco se ha informado si formarán parte de las promociones habituales de las tarjetas, aunque ayer funcionarios del gobierno y de la ASU dijeron que “deberían” estar. Pero aun no habla el Oráculo.

Hay casos de la lista –que tendrá una vigencia de tres meses- que son realmente llamativos. Uno es el azúcar. Sólo se ofrecerá la marca “Dominó” en presentación refinada de un kilo. ¿Será suficiente para todas las familias del país que busquen en todos los supermercados el precio ‘congelado’ del azúcar para defenderse de los empresarios y productores perversos que generan inflación? Seguro que no. Habría que avisarles a los chicos de La Cámpora y de las formaciones juveniles que saldrán a controlar precios, que el azúcar no va a alcanzar para todos (y todas).

Vamos por más. La lista tiene una buena cantidad de artículos de tocador, como cepillos de dientes de diversas marcas, cremas para todos los usos (corporal, manos, pies, estrías, calvicie, humedad, lactancia, after shave, suavizantes, depilatorias, anti age), varios tinturas del cabello para ellas o para los caballeros que gusten de azotarse una “Carmela”. Hay algunos dentífricos, y hasta gel de ducha y desodorantes íntimos. Pero hay un solo tipo de jabón, como supermercado cubano, ruso de los setenta o más bien venezolano: líquido y en dos presentaciones.

Si de lavar la ropa se trata, que sea para poca gente: los envases van de los 400 gramos a 1,5 kilos, cuando todo el mundo sabe que una familia de cuatro personas necesita al menos 3 ó 4 kilos de jabón en polvo al mes. Habrá que ir varias veces al supermercado para hacerse del producto de precio congelado “anti inflación”, o pagar el “precio libre” de los que habitualmente se consumen.

¿Van a hacer milanesas? Que sea acompañada con el puré Maggi de finas hierbas en escamas por 125 gramos, que alcanza para dos o tres de buen comer. ¿En dónde consumen el puré de finas hierbas? ¿O esta lista la hizo Francis Mallmann?

Lo de las leches es llamativo. Un producto tan popular de consumo diario ha sido incluido sólo en su versión “Junior” de La Serenísima, descremada, ultra pasteurizada, deslactosada, con jugo en presentación cajita o sachet. Incómoda para preparar un cortado a la mañana o un café con leche para el nene que va a la escuela.

¿Quiere amasar? Busque en el almacén del barrio para las tortas, porque no hay leudantes suficientes. Sólo Blancaflor, y sólo Cañuelas en harina común.

Para la hora del té que sea en saquitos o en hebras pero con etiqueta liberada. La lista de precios congelados no incluye esa infusión. Debe ser por su origen británico. Está bien. Si quieren té, que lo paguen.

Tomemos mate, pero con reservas. De las más de doscientas variedades de yerba mate del mercado argentino, se ofrecerán unas diez. Lo bueno es que se puede elegir: con o sin palo, o en saquitos para el “yerbeado” de las oficinas públicas.


Un valor agregado de la lista es que se va a conseguir de todo. En pleno invierno habrá cuatro tipos de helados a precio congelado, entre ellos el “Torpedo” de agua de Frigor, que como todos sabemos es la delicia de los chicos mendocinos en el recreo invernal. Por favor, que no se acabe. Eso sí, sólo hay una variedad de legumbres en lata y no hay porotos ni lentejas a precio fijo.

Afortunadamente en la lista hay 11 tipos de quesos, pero no los más populares como los duros para rallar, cremosos, o untables varios. Menos mal que están los fundidos Sancor en triangulitos saborizados, como para despuntar el vicio.

De papel higiénico debemos reconocer que hay variedad de cuatro marcas, pero en presentaciones chicas o sin especificar. Hay una de 36 metros que es ideal para usar la mitad del tiempo, la mitad de la familia o con la mitad de la cola, ya que los argentinos estamos acostumbrados a los estándares de 74 metros.

Bromas aparte, la lista de precios congelados de 500 productos presentada ayer ha dejado muchas dudas respecto del criterio de su confección por cuestiones de sentido común. El asunto de las presentaciones es una constante en toda la lista. Son pocos los artículos que se venderán a precio fijo en el tamaño que la mayor parte de los consumidores utiliza.

Más ejemplos: veamos el café, que es uno de los productos más consumidos por toda la población, sólo se ofrece productos La Virginia en paquetes de 100gr, Cabrales de 250 gr y Nescafé de 90gr que es el envase más chico del mercado.

En cuanto a frutas y verduras sólo aparecen especificadas algunas de ellas, las mínimas como: tomate perita, cebolla, zanahoria y zapallo. Con los cortes de carne pasa lo mismo, ya que se ofrecen los de menor calidad y casi siempre con hueso. Se podría armar un asado, pero no pidan cuadril, bife de chorizo, bola de lomo para las “milas”, peceto, lomo, paleta, roast beef, o similares. Tampoco molida especial. Todo eso quedará para el próximo congelamiento.

Gabriel Salas de Átomo Supermercados en diálogo con Marcelo Sisso de MDZ Radio confesó que “a nosotros nos ha llegado un listado de los productos que tentativamente quieren que no aumente pero precios no tenemos, no hay un precio establecido (…) Yo calculo que la ASU, tampoco lo tiene claro todavía porque se pide un congelamiento que se dice hasta octubre, pero no se sabe si se van a poder congelar a un precio determinado o si se va a ir dando un aumento en el caso de las variaciones estacionales porque hay productos que cambian”.

Otro de los puntos negativos que destacó Salas es que la lista ha sido confeccionada en Buenos Aires donde el consumo es totalmente diferente al del interior del país o el de Mendoza específicamente:  “Hay inclusive productos que no trabajamos, no todas las marcas las trabajan todos, está hecha en Buenos Aires, los consumos de las provincias son diferentes, hay productos que en Mendoza se venden muy bien y que en Buenos Aires y en Córdoba  se venden muy poco, es un poco relativo todo, no está definido nada”.  Salas no se guardó nada: “Hay productos que desaparecieron de la góndola porque la empresa que nos provee no nos abastece. Por ejemplo el aceite te lo entregan a cuentagotas, porque es un precio que lo maneja el INDEC y te entrega lo que la compañía te quiere vender”.

La lista completa:

 



Conclusión

El gobierno no tiene mucha idea de qué hacer con la inflación. Ayer la presidenta dijo que no eran ella ni Guillermo Moreno quienes aumentaban los precios y les dijo “son ustedes” a los empresarios que hacían bulto en el anuncio de las nuevas Asignaciones Familiares por Hijo y el resto de las asignaciones sociales, culpándolos de la palabra maldita que no se menciona. Para la Jefa de Estado, nada tienen que ver con la inflación el déficit fiscal cada vez mayor ni que éste se financie con emisión de pesos que cada vez compran menos, ni el cepo, ni las trabas a las importaciones que estuvieron en vigencia buena parte de este tiempo, ni el tipo de cambio atrasado, ni la administración deficitaria de todo tipo de subsidios a las empresas en lugar de al consumo, o varios casos de “mala praxis” más que hoy sufre la economía, afrontando un ‘parate’ fuerte a pesar de las negativas de los funcionarios a reconocer siquiera las cifras de su propio Indec. Pero la culpa la tiene el almacén. La lista de 500 precios congelados sobre más de diez mil es la prueba de que el congelamiento anterior fracasó, que apenas si atemperó en décimas la inflación y que casi todo siguió subiendo de precio.

La nómina de productos anunciada ayer, eso sí, parece haber sido hecha por gerentes de supermercados, de manera de afectar los productos con menos salida y dejar los precios liberados de todo lo demás aprovechando la ola de consumo que -el gobierno espera- vendrá con los aumentos a las asignaciones anunciado ayer, el pago de los incrementos de sueldos en los grandes gremios que ya acordaron paritarias, y el inminente medio aguinaldo que se cobrará en un mes, aproximadamente. La contención de precios de “los 500” servirá para mantener el relato de los precios estables, pero no para enfriar los precios un poco.

¿Querían ficción? Ahí tienen. La ficción de los precios congelados.

Colaboró: Sabrina Gargantini

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (18)
23 de Noviembre de 2014|01:29
19
ERROR
23 de Noviembre de 2014|01:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
hernanlucio26 de Mayo de 2013|13:23
A ver bloggeros trolos KK, si pueden despejarme una duda. Si la inflación es del 10,2 % anual IndeK dixit, refrendado por Hernán " me quiero ir " Lorenzino, para que es el congelamiento de precios? De a uno, no se atropellen.
18
taty23 de Mayo de 2013|23:24
Lo bueno es que todos vamos a estar en línea ya que los productos Ser están al inicio del listado, igualmente cuidaremos nuestra piel ya que la línea Nivea también dijo presente. ¡Cuidan nuestra belleza! ¡Qué bueno!
17
hectordan23 de Mayo de 2013|20:18
yo propongo que nosotros controlemos pero no los precios a los políticos, como y hacerles cacerolazos en sus propios domicilios asi como ellos no nos dejan vivir y aparte lo mas grave se burlan de nosotros en todo sentido y bueno que vean que nosotros no somos nungunos sinicos que opinan?
16
unaciudadana23 de Mayo de 2013|14:57
Estamos salvador, el SUPER MORENO pensó en todos nosotros: qué bien nos viene el GEL DE DUCHA NATURAL YOGURT Y FRUTAS. lO ESTABAMOS ESPERANDO. GRACIAS MORENO!!!!!!!!!!!!!!. No queremos seguridad, no queremos educación, no queremos salud, no queremos pan, ni azucar ni carne, ni aceite, con el GEL nos conformamos.!!!!!!!
15
santaclo523 de Mayo de 2013|14:21
PONGAN LOS COMENTARIOS QUE HICE, MDZ ONLINE SOS LOBISTA
14
santaclo523 de Mayo de 2013|14:21
Y SI BAJARON LA LATITA DE GASEOSA, EL UNICO DE BENEFICIO ES QUE JUNTAMOS EL ALUMINIO Y LOS VENDEMOS, RECICLEMOS
13
santaclo523 de Mayo de 2013|14:18
UNA VERGUENZA, ES UNA BURLA A LA GENTE DE CLASE BAJA, NO VEZ QUE TODOS LOS DIA VAMOS A COMER PIONONO, TOMAR FERNET, QUE ES VERRETA, PONGAN ALIMENTOS DE PRIMERA NECESIDAD, LA CANTIDAD POR ENVASE ES LA MINIMA, DEJENSE DE JODER, MORENO SOY UN HDP, Y LA TARADA DE PRESIDENTE QUE NENEMOS TENDRIA QUE IR PRESA POR EL MAL MANEJO DE PAIS, ELLA ES UNA TRAIDORA DE LA PATRIA, SIGAN VOTANDOLA.... ESTOY TRANQUI NUNCA VOTE UN GOBIERNO EN EL PODER.
12
sergi23 de Mayo de 2013|13:43
En estas opiniones se pueden ver los porcentajes de la gente que piensa con su cerebro y los que le regalaron el suyo a Moreno, Kristina, etc.
11
nicolaky23 de Mayo de 2013|13:14
Dentro de poco nos van a dar una libreta como en Cuba, donde podemos comprar cierta cantidad de productos. Quiero ver si Cristina y sus 40 ladrones sufren igual que nosotros la inflacion.
10
gastonlaw23 de Mayo de 2013|12:52
Página 3, penúltimo rubro "TE LA VIRGINIA EN SAQUITOS". Coincido en gran medida con la nota pero si vamos a darle entidad a las críticas que tengan certeza al 100%.
9