Así "levita" una iglesia de 130 años de antigüedad

Un incendio arrasó en 2010 el edificio más emblemático de Provo, una pequeña ciudad de Estados Unidos. Pero hoy se eleva a 12 metros sobre el suelo.

En diciembre de 2010 un incendio arrasó el Tabernáculo de Provo (Utah, Estados Unidos), un edificio construido de 1883 y que hasta ese momento simbolizaba la vida religiosa y cultural de esta pequeña localidad de 80.000 habitantes. Del centenario templo únicamente quedaron los muros y durante varios meses se debatió sobre su posible demolición.

Sin embargo, apenas un año después de la tragedia provocada por un cortocircuito, la iglesia mormona de Jesús de los Santos de los Últimos Días -culto mayoritario en la región- inició una ambiciosa restauración que ha llevado a la iglesia, de 130 años de antigüedad y 3.000 toneladas de peso, a "levitar" a 12 metros de altura sobre pilares de acero.

“La gente alucina cuando lo ve”, presume Andy Kirby, jefe de obra del proyecto, en la web local Mormon Newsroom. Kirby asegura que “quienes ven las imágenes piensan que no son reales, no pueden creerse que hayamos elevado un edificio entero sobre pilares”.

Lo más sorprendente es que, a pesar de elevarse a más de 10 metros sobre el suelo, los muros del Tabernáculo de Provo no se han movido ni un milímetro de su posición original.

Los trabajos de restauración se iniciaron forrando el interior del templo con un muro de cemento para asegurar la estructura. Después los equipos de trabajo excavaron alrededor del edificio, colocando decenas de pilares de acero para sujetar la estructura en el aire para empezar a construir la nueva iglesia desde el sótano. Seguí este vínculo para ver las increíbles fotografías del templo publicadas por Roberto Arnaz en lainformacion.com.

¿Qué sentís?
78%Satisfacción12%Esperanza5%Bronca5%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|06:05
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes