Bad Dreams trae su celebración de la buena música a Mendoza

La banda tributo a Genesis se presentará esta noche en el teatro Plaza, a las 22. Una oportunidad única para disfrutar de una excelente propuesta musical.

Bad Dreams es una de las bandas de rock más importante y sorprendente que hace tributo a la música de Genesis. En el 2012, los mendocinos tuvimos el placer de descubrirla y nos quedamos con ganas de más.

Por eso, esta noche, a las 22, se podrá disfrutar de otra noche hermosa y llena de música. La cita será en el teatro Plaza de Godoy Cruz y allí la banda celebrará la música de todas sus épocas de la magnífica banda inglesa.

Durante mucho tiempo Bad Dreams recorrió diferentes escenarios interpretando los discos de Genesis y le ha valido la aprobación y el respeto de los fans alrededor del mundo, convirtiéndolos  en el único grupo tributo de Latinoamérica

Vale aclarar que las entradas para el show de esta noche tienen los siguientes valores: Platea A $180, Platea B $160 y Pullman $130.

La banda está integrada por: Gabriel Agudo (voz líder y percusión), Alex Calvera (bajo, guitarras acústicas y coros), Jorge Tenesini (pianos, sintetizadores), Eduardo Giardina (batería, percusión, coros) y Arie Trifunoff (guitarra líder, coros)

Antes de su arribo a Mendoza, Gabriel Agudo habló con MDZ sobre el show de esta noche y de mucho más.

-¿Por qué una banda tributo a Genesis?

-Porque la música de Genesis es una de las más maravillosas que se hayan compuesto. Así como los grandes maestros de la música son interpretados por orquestas y directores, la música de Genesis necesita de músicos que acepten el desafío y la interpreten. En nuestro caso, el desafío asumido es doble ya que lo hacemos sin imitar -el artista original es único- por lo que le damos un vuelo propio respetando las estructuras. La música es la única protagonista y nosotros somos simples transmisores de sus vibraciones.

-¿Cómo se vive desde el escenario hacer la música de Genesis?

-Es como dejarse flotar, como transportarse a otro mundo. Se vive como una celebración, con un gran disfrute, primero porque somos fans, y luego porque como músicos resulta sensacional sumergirse en el mundo armónico, melódico y poético de Genesis, desde el análisis musical de los temas, el ensamble posterior en los ensayos y el resultado final en los shows.  Existe un feedback que se genera entre los músicos y el público en donde se termina generando una energía potente que nos relaja y se renueva constantemente tema tras tema del show.

-Sos el cantante. Con quien te identificás más, ¿Gabriel o Collins?

-Desde el punto de vista vocal son técnicamente muy distintos y muy compatibles a la vez,  ¿curioso, no? Quizás por ello en los primeros discos post Gabriel se nota una similitud entre ambas voces hasta que luego Collins adquiere un estilo propio definitivo a mi entender con “Duke”. Los admiro verdaderamente a los dos porque ambos, con sus voces generan un paisaje hipnótico, navegan sobre armonías complicadas con gran ductilidad, y logran llegar directamente al corazón con sus interpretaciones. Lamento siempre muchísimo cuando se divide Genesis entre Gabriel o Collins. Es lo mismo que me digas: ¿qué te gusta más, un BMW o un Mercedes Benz? ¡Dame los dos! (risas)

Además ellos mismos se ríen de eso ya que son muuuyy amigos. Genesis no hubiera sobrevivido si Collins no aceptaba el desafío de cantar en la banda, y las ulteriores generaciones descubrieron el trabajo de Gabriel en Genesis luego de escuchar discos más modernos. Por lo que el espíritu es unir no dividir. Genesis es mucho más que eso. Banks, Rutherford y Hackett fueron verdaderos cerebros musicales de la banda. Cuando la división se borra lo que se disfruta es una sola cosa: la buena música.

-¿Qué les pide la gente?

-Creo que todo parte del respeto y del disfrute. Nada se puede generar si no se parte de esas premisas. Genesis tiene cuatro décadas de carrera musical, es decir que hay fans de varias generaciones que tienen sus temas preferidos. Hacer un solo disco, o concentrarnos en una sola época nos parece ciertamente limitativo, por lo que tratamos de hacer una selección con los mejores temas, y vamos permanentemente incorporando nuevas canciones y variando el set list.  Es un desafío hermoso porque son tantas composiciones que la interpretación es ilimitada.

-¿Cómo es el show que presentarán en Mendoza?

-A diferencia del show pasado esta vez el fan se va a encontrar con una puesta más intensa en dónde hemos traído directamente nuestro back line con instrumentación, y una puesta multimedia de luces y sonido referencial a la música de Genesis. Traeremos más teclados entre los que se encuentran los vintages (como Arp Pro Soloist y Phrophet) y además la generación Corp. utilizados por Banks en sus últimos shows del 2007 entre otros, así como también un armado de batería muy Collins e instrumentos referenciales al sonido Genesis como la pedalera de bajo Moog y el double neck Rickenbaker.

Nos gusta como fans ofrecerle al espectador un marco referencial a las puestas que quedaron grabadas en nuestra memoria emotiva.  Recuerdo cuando en mi adolescencia veía los posters de grandes bandas e iba a los shows en donde me quedaba horas viendo los instrumentos y la puesta en escena.

-¿Por qué tengo que comprar una entrada para ver y escuchar a Bad Dreams?

-Porque es una celebración de la buena música que nos conmueve y que formó parte de muchos momentos nuestras vidas, y no son muchas las oportunidades que tenemos de hacerlo. No hay nada mejor que compartir y disfrutar el show con los afectos e hijos para también, transmitirles nuestra herencia musical. Porque en las casi tres horas de show, el pasado y el presente se pierden entre los acordes y vibraciones de una música maravillosa que está más viva que nunca.

Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 20:52
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 20:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'