Deportes

NBA: Asalto fallido, serie igualada entre Utah y Lakers

Utah empardó las acciones al vencer a Los Ángeles Lakers por 123 a 115 en la NBA. Lo Lakers tuvieron todo para ganar pero malograron jugadas increíbles y eso les costó la derrota.

Nadie dijo que fuese fácil. En Salt Lake City, en playoffs, todo adquiere carácter épico. Los Lakers escribieron una gran historia sin final feliz. El guión prometía, tras remontar 11 puntos en los últimos tres minutos y forzar prórroga. Pero los oro y púrpura se nublaron en el tiempo extra, encomendados a un Kobe lastrado por dolores de espalda. Bryant se empecinó en buscar la gloria y emular a Jordan, ese fue su error. 123-115.

Gasol, en su mejor partido en la serie (23 puntos y 10 rebotes) mereció más balones. Fisher y Odom estuvieron también inmensos, pero los Lakers luchan en desventaja mientras su banquillo siga desaparecido. En postemporada, las victorias ajustadas valen lo mismo que las abultadas. Dos triunfos ajustados después, Utah Jazz viaja a Los Ángeles con la eliminatoria igualada, 2-2.

Los Lakers empezaron el partido con jornada de puertas abiertas, encajando 10 puntos de contraataque en los primeros cinco minutos. Como en el tercer encuentro, Fisher cometió dos faltas rápidas y salió Farmar, nefasto como en todos los playoffs. Deron Williams dirigía las transiciones con precisión clínica y Ronnie Brewer, con más físico que talento, se ponía las botas. 23-13, min. 8. Y apareció Pau al rescate. 10 puntos en el primer cuarto, cuando más llovía.


Reacción en el segundo cuarto

Quedaban tres minutos del primer cuarto, los Lakers buscaron al español al poste y un jugador de los Jazz le robó por detrás el balón, en una acción susceptible de falta. Gasol, frustrado, cortó el contraataque en falta. La segunda y al banquillo cuando mejor estaba. Mala decisión. Se sentó con 23-19 y, tres mintuos después, regresó 31-21. En el comienzo del segundo cuarto, Turiaf se borró con una expeditiva personal sobre Price que le valió la expulsión. Alguno se acordó de Bynum.

Lo que se producía en ataque se consumía en defensa, concediendo puertas atrás y transiciones. Además, no entraban los tiros libres (seis de 15). La desventaja llegó a 11, 47-36 min. 19. Pintaban bastos. Lo cómodo era pensar: no es tan grave, volvemos al Staples 2-2 y seguimos manteniendo la ventaja campo... No estos Lakers. Apareció el Vujacic versión Los Ángeles, con sus indefendibles triples a la salida de bloqueos (11 puntos en el segundo parcial). Al descanso, Odom y Gasol (24 puntos y 15 rebotes) se comían a Okur y Boozer (5 puntos y 12 rebotes). Con dos pinceladas de Kobe, se fueron empate a los vestuarios, 55-55, min. 24. Una demostración de carácter.

Okur y Boozer despertaron en la reanudación, tomando el relevo anotador de Williams (19 al descanso, 29 totales). Los problemas en la espalda de Kobe se recrudecieron y se tuvo que sentar, a pesar de lo cual, los Lakers remaron con solvencia durante el tercer parcial, 79-75, min. 36. El comienzo del último cuarto, con los reservas en pista, fue crítico para los visitantes. La segunda unidad de los Jazz (comandada por Harpring y Korver, 12 y 14 puntos) se merendó a la angelina, 94-84, min. 41. Como casi toda la serie en realidad. A 3:44, el partido parecía decidido, 100-88.


Fisher revivió a los Lakers

Entonces, surgió Fisher con tres triples casi consecutivos. Gasol se redimió, se olvidó de los árbitros y reivindicó su status. 23 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias. Además, sus canastas, todas trabajadas, llegaron siempre en momentos críticos, lo mismo que sus seis rebotes ofensivos. ¿Los árbitros? Los Jazz lanzaron 20 libres más. Pau, en los 88 minutos que ha jugado en los dos partidos en Salt Lake City sólo lanzó dos.

También lució Lamar Odom (26 puntos, 13 rebotes), con los últimos cinco puntos angelinos en el tiempo regular (triple incluido), los que forzaron la prórroga. 108-108, min. 48. Kobe se movió en sus números, 33 puntos y 10 asistencias, pero se ofuscó en el último cuarto y en el tiempo añadido, con tiros forzados cuando la espalda más dolía. Los Lakers anotaron sólo siete puntos en la prórroga, en la que no le llegó ni un balón a Gasol. La única ventaja visitante en todo el partido fue el 0-2 inicial. 2-2, vuelta a California. Y que la brisa del Pacífico traiga un final feliz.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:24
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016