Vuelve un clásico al Museo del Vino y la Vendimia

“La Casa”, la adaptación de la obra de Gabriel García Márquez, se vuelve a presentar en Maipú de la mano del elenco “Las Sillas”. ¡Tres únicas funciones!

Una vez, luego de dos presentaciones anteriores, el elenco “Las Sillas” –bajo la dirección de Pinty Saba- repondrá  su obra “La Casa”, en el Museo del Vino y la Vendimia en Maipú –Ozamis 914-.

Solo se presentaran tres funciones, los días domingos 19 y 26 de Mayo  y el sábado 25 de Mayo a las 20.

La obra se trata de una adaptación de la obra de García Lorca; La Casa de Bernarda Alba. Las actrices contarán la vida de la familia y el espectador podrá conocer todos los detalles de la casa como si fuera un personaje más.

 Este grupo de actrices participaron en el año 2011 del Programa de Arte en la Universidad de Congreso –dirigido por Alicia Zanca y Soledad Silveyra-  y este año se volvieron a juntar para trabajar bajo la dirección de Pinty Saba, quien también participó de dicho proyecto junto a otra destacada docente y actriz; María Godoy.

La idea del proyecto cultural es fomentar una obra clásica y en las  presentaciones que realizaron en Diciembre del 2012 y Febreo de 2013. “El público colmó las instalaciones de la gran casa de los Gargantini y se sintieron espectadores, como secretos espías o cómplices de la historia verdadera y ficcional de La Casa  y de los mejores vinos de la provincia”, contó la directora Pinty Saba.

La obra

Terminada dos meses antes del asesinato de Lorca, La casa de Bernarda Alba significa la culminación de su teatro renovador y poético. Se la considera a veces como la tercera pieza de una trilogía rural integrada por Bodas de sangre y Yerma. Debe ubicársela dentro de una constante lorquiana que es la lucha del hombre contra el despotismo. Algunos críticos han intentado leerla como una premonición de la guerra civil española. Pero la obra trasciende las circunstancias de España. Un realismo estilizado nos introduce en esa casa de mujeres solas que ven pasar el tiempo encerradas a pesar suyo, no solo en la casa, sino en el luto, en el sentimiento de pertenecer a una clase, en el qué dirán. De la contienda entre estos múltiples encierros que personifica Bernarda y el ansia de libertad y de la realización personal sobre sus hijas -sobre todo a través del hombre y la maternidad- nace el conflicto y estalla la tragedia.

Acerca del lugar

Mendoza fue el escenario elegido por muchos inmigrantes europeos que deseaban un futuro promisorio, entre ellos el italiano Juan Giol y el suizo Bautista Gargantini que llegaron a estas tierras a fines del siglo pasado. En Maipú, construyeron una bodega que con el correr del tiempo sería la más grande del mundo. En el mismo predio de la bodega construyeron dos fastuosos chalets. Hoy en uno de ellos, se erige el Museo Nacional del Vino y la Vendimia. Se trata de una suntuosa casa donde se conjugan magníficamente distintos estilos arquitectónicos. El edificio que ocupa el Museo fue habitado primero por Gargantini y luego por Giol y tiene una superficie de 1.047 metros cuadrados. Es de estilo francés "Art Nouveau" y se pueden observar cristales italianos, lámparas francesas talladas en bronce, llaves de luces de tres puntos traídas de Inglaterra, calefacción central de bronce, relojes suizos, escaleras de mármol, inodoros pintados a mano, grifería de plata, muebles de roble y muchos detalles que denotan la majestuosidad de la casa. En el otro chalet funciona el Ecomuseo y corresponde al estilo español construido en una superficie de 890m cuadrados. En torno a los edificios, un amplio espacio verde con frondosa arboleda y flores ofrece el marco adecuado a las antiguas residencias de estos pioneros de la vitivinicultura regional.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 04:54
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 04:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial