Diez directores que perdieron la cabeza por sus actrices

Cuando rodaron con ellas quedaron cautivados por su belleza y con esfuerzo las llevaron a sus camas. Historias de amor y desamor que comenzaron en un rodaje.

Entre directores y actrices hay dos tipos de amor, como en la vida. Uno es el imposible, el platónico, el que profesaba Alfred Hitchcock por todas y cada una de sus actrices. De la conocida obsesión del director británico por los damas de cabellos rubios se sabe que su preferida era Grace Kelly.

El otro tipo de amor es el terrenal, el que tiene opciones de triunfo, como el de Woody Allen que enamoró a Diane Keaton y Mia Farrow. Aquí, diez historias de amor y desamor que comenzaron en un rodaje.

John Ford y Katharine Hepburn

Ford se enamoró perdidamente y hasta el último día de su vida de la protagonista de María Estuardo (1936), Katharine Hepburn. El affair se mantuvo en secreto y fue muy arduo para ella debido al carácter de un alcohólico como Ford. Cuando apareció Spencer Tracy, otro alcohólico y casado, y Hepburn se prendó de su personalidad, Ford no tuvo nada que hacer. El romance duró hasta 1940. Ford no pudo luchar por el amor de Katharine por su esposa, Mary Ford, llamada la domadora de leones, que lo amenazaba con acabar con él y quitarle a su hija.

Roberto Rossellini e Ingrid Bergman

La famosísima Ingrid Bergman envió a Rossellini en 1949 una sugerente carta diciéndole cuánto lo admiraba y cuánto deseaba filmar con él. El director la invitó a viajar a Italia para rodar Stromboli (1950) e Ingrid dejó a su marido y a su hija en Estados Unidos. Rossellini apostó con un colega que se acostaría con ella en dos semanas y ganó. En unos meses se quedó embarazada y el escándalo fue mayúsculo. El romance duró hasta 1957. Las películas que hicieron juntos fracasaron y la relación se fue a pique.

Jean-Luc Godard y Anna Karina

Godard descubrió a Anna Karina en un anuncio e hizo lo imposible por tenerla. Ella se hizo esperar pero trabajaron juntos en ocho películas. Se casaron durante el rodaje de Una mujer es una mujer (1961). Fue una relación tormentosa. El romance duró hasta 1967. 

Peter Bogdanovich y Cybill Shepherd

El romance comenzó en La última película (1971). Bogdanovich se enamoró de la joven modelo que lo miraba desde la tapa de una revista. Tras una aventura con Jeff Bridges la actriz inició una intensa relación con Peter. El romance duró hasta 1978 y la pareja se hizo famosa. Pero a Bogdanovich no le gustó compartirla con Jack Nicholson y Elvis Presley, entre otros, y rompieron.

Martin Scorsese y Liza Minnelli

Ambos estaban casados y consumían drogas pero durante el rodaje de New York, New York (1977) tuvieron un alocado, indiscreto y extraño romance, porque Liza tenía además un romance simultáneo con el bailarín de ballet Mikhail Baryshnikov. El romance duró hasta el estreno de la película, cuando él le gritó: “¡Eres una perra! ¿Creías que no me iba a enterar de que te estás acostando con ese bailarín maricón de Baryshnikov?"

Steven Spielberg y Kate Capshaw

El elefante que se comió uno de los vestidos que debía lucir Kate Capshaw no fue el único que desvistió a la actriz durante el rodaje de Indiana Jones y el templo maldito (1984). Al terminar la película Capshaw se hizo judía y se casó con Spielberg, en ese orden. El romance dura hasta hoy: están felizmente casados desde 1991 y tienen tres hijos biológicos y dos más adoptados.

Warren Beatty y Madonna

Dicen que Warren Beatty es el tipo que ha acostado con más actrices de Hollywood de toda la historia: hasta hoy se han contado 12.775. Woddy Allen dijo: “Me gustaría reencarnarme en las yemas de los dedos de Warren Beatty”. Dirigiendo a Madonna en Dick Tracy (1990) compartieron algo más que las escenas. El romance duró hasta el término del rodaje.

Quentin Tarantino y Uma Thurman

Todo comenzó en Pulp Fiction (1994). Y parece que él sigue enamorado a juzgar por cómo la filmó en Kill Bill. El romance duró hasta 2002. Su historia de amor  no estropeó la amistad que siguen manteniendo.

Robert Rodríguez y Rose McGowan

Durante el rodaje de Planet Terror (2007), el amor no tardó en surgir entre Robert Rodríguez y Rose McGowan y él se divorció antes de que terminara la película. El romance duró hasta 2009. Llegaron a comprometerse pero ella le dejó plantado y no llegaron al altar.

Rupert Sanders y Kristen Stewart

El director casado y de 42 años no pudo contenerse a los encantos de la joven y bella actriz de Blancanieves y la leyenda del cazador (2012) de 23. Cuando se descubrió el affair, Stewart se deprimió a causa de esta “pequeña imprudencia”. Y la mujer de Sanders, le prohibió a su marido rodar la segunda parte de Blancanieves. Pero parece que el romance dura hasta hoy.

Fuente: cinemania.es

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|19:19
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic