Don Quijote contra los libros: ¿cómo entendés este video?

Una editorial lanza una publicidad protagonizada por Don Quijote y Sancho Panza para promocionar el e-book de la novela de Cervantes.

Don Quijote y Sancho Panza talan con una sierra de mano el grueso tronco de un árbol. Inmediatamente, el espectador se pregunta por qué. El tronco cae, una trago de vino de una bota, un primer plano del rostro del hidalgo de La Mancha lleno de afán ¿de justicia, de venganza, de villana maldad, de codicia?, luego sus pasos sierra en mano por un páramo lleno de árboles cortados hacia su próxima víctima: el último árbol del bosque.

Entonces la pregunta y la respuesta cambian completamente de significado. ¿La cruzada de Alonso Quijano es talar todos los árboles del mundo? Es lo que plantea el spot con el que la editorial Norma quiere destacar el valor ecológico de los e-books y, de paso, promocionar la versión digital de Don Quijote.

“Don Quijote de la Mancha ha sido impreso más de 450 millones de veces. Descárgate ahora el e-book”, afirma el mensaje final del spot realizado por agencia DDB de Bogotá.

¿Cuántos árboles han sido necesarios a lo largo de cinco siglos para seguir imprimiendo las aventuras del hidalgo de La Mancha? El Quijote es una de las aventuras más leídas del mundo, incluso algunas listas la sitúan como el título más difundido después de la Biblia.

Si del Quijote podrían haberse impreso más de 450 millones de veces, como reza el spot de la librería Norma, podemos calcular que esos volúmenes sumarían casi medio billón de páginas.

Sin embargo, el spot, obviamente, lanza un mensaje publicitario maniqueo. En ningún momento, ni Don Quijote ni Sancho Panza mencionan cuánto contamina fabricar un e-reader, una tableta o recargar la batería de dichos dispositivos. Pero ese es otro debate.

 

También podés ver el video aquí, Don Quijote De La Mancha from Proyectos on Vimeo.

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic