El Museo de ABBA abrió en Estocolmo

Un museo dedicado a las superestrellas pop de ABBA se inauguró en Estocolmo celebrando la larga lista de éxitos del grupo.

El museo muestra objetos relacionados con ellos como el helicóptero que aparece en la portada de su álbum "Arrival", una guitarra con forma de estrella y decenas de vestuarios brillantes que la banda sueca usó en la cúspide de su carrera, en la década de 1970.

Pero algunas piezas no están a la vista. Bjorn Ulvaeus dijo que algunos objetos están "misteriosamente... perdidos para siempre" como algunos vestuarios "vergonzosamente" entallados que usó cuando "estaba un poco pasado de peso. Ulvaeus rechazó decir más al respecto.

Cerca de 40 pares de sus pantalones acampanados brillantes, botas de plataforma y sombreros tejidos están en el museo, donde los visitantes también pueden ver imágenes digitales de cómo se verían con esas ropas, grabar videos musicales y cantar éxitos como "Dancing Queen" y "Mamma Mia" en un escenario junto a imágenes de holograma de los integrantes del grupo. También se colocó un teléfono en una esquina del museo y los integrantes de ABBA han prometido hacer "Ring, Ring" y hablar con los visitantes ocasionalmente.

Pero el museo también muestra un lado menos glamoroso y más terrenal de la historia de la banda que ha vendido 400 millones de discos y dominó las listas de popularidad tras ganar el concurso de la canción de Eurovision en 1974 con "Waterloo". El grupo, compuesto por Ulvaeus, Anni-Frid Lyngstad, Benny Andersson y Agnetha Faltskog, comenzó como dos parejas de casados y siguió presentándose en conjunto tras sus divorcios, antes de disolverse a comienzos de la década de 1980.

La colección incluye modelos de la cocina del grupo, una cabaña donde solían componer y los pequeños escenarios rústicos al aire libre donde Bjorn y Benny tocaban música cuando se conocieron primero en la década de 1960. Los visitantes pueden escuchar memorias de los músicos e incluso una sección está dedicada a su separación y a la historia de sus divorcios.

"Incluye esas partes porque creemos que son importantes para contar la historia", dijo Ulveaus.

El museo también incluye el Salón de la Fama de la Música Sueca, en el que se destacan las carreras de otros artistas del país.

El museo era muy esperado por sus admiradores y los visitantes de la capital sueca. Ulvaeus dijo que necesitaron tiempo para reflexionar sobre sus carreras. "Se necesita cierta distancia, se necesita perspectiva para poder contar una historia como esa y creo que podemos decir que tenemos perspectiva ahora, 30 años después", dijo a los reporteros.

Cientos de admiradores de ABBA se reunieron fuera del museo para cantar algunas piezas del grupo y con la esperanza de ver a sus ídolos llegar para una cena de gala. Todos asistieron excepto Faltskog, quien se encuentra promoviendo su disco solista "A'' en Gran Bretaña.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 03:40
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 03:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes