Así compitieron los mejores modelos de Mendoza

Te mostramos en exclusiva el dentro y fuera de la pista de la carrera entre los grandes clásicos y deportivos de la provincia. La rivalidad entre una Chevy y Mustang de los ’70 y el Toyota 86 al mando de Cuyomotor.

En la cálida mañana otoñal del sábado los modelos más admirados llegaron, uno a uno, al Museo del Automóvil, en la ex Bodega Giol, en Maipú, para dar comienzo a la segunda fecha del Campeonato Autos Clásicos y Sport 2013, que Cuyomotor tiene el agrado de acompañar como Media Partner.

En esta ocasión nuestro staff se dio el gusto de participar al mando de una reluciente coupé Toyota 86 de color rojo, que hizo su debut entre los grandes coches de este Torneo.

En un marco más que acogedor para cualquier amante de grandes clásicos y deportivos, ya que en la ex bodega se encuentra el “Museo del Automóvil y del Ayer”, la voz de los organizadores llamó para la largada a las 10.30 de la mañana.

MODELOS IMPERDIBLES. El paisaje mendocino se lució con este espectacular carnaval de vehículos entre los cuales se encontraba un desafiante Ford Mustang amarillo con franjas negras, del año 70, al mando de Mario Comerio; un engalanado Ford Torino celeste del 70 que enamora a su piloto Sergio Giuliani; varios modelos de escarabajos, entre los cuales aparece una joya, como es la última edición que enorgullece a Javier Isoler.

También una “picante” y muy singular Chevy roja del ‘71 de Marcelo Malmod, que en todo momento le hizo frente al debutante Mustang. Hubo también varios modelos de Porsche, cómo el 911 negro del Bicho Boverman. Otros Fiat dieron que hablar, como el 1200 Spider rojo del ‘60 de Antonio Gil.

Y entre los deportivos último modelo, al Toyota 86 se sumó la coupé Nissan 370 Z -de Adrián Cecco- otra de las que acaparó todas las miradas. Los dos deportivos japoneses de esta fecha.

PRIMERA PRUEBA. Los participantes se ubicaron por orden y comenzaron frente al cono amarillo el ritual: control de los relojes y concentración. Piloto y copiloto ultiman los detalles. La adrenalina por competir sumada al ruido acelerado y el pie a fondo salen al recorrido de la primera prueba de regularidad y precisión. Los competidores se miden en estrategia y destreza de coordinación para cumplir con el objetivo de pisar las primeras mangueritas en el tiempo fijado de antemano, para evitar las penalizaciones.

A medida que fueron compitiendo cada auto se retiró de la ex Bodega y tomó la Ruta Provincial 82 en busca de su segundo reto.

Mirá toda la galería con las mejores fotos y los resultados

CACHEUTA, SEGUNDA ESTACIÓN: En ese instante y entre las majestuosas montañas que parecían arrojarse sobre uno, con su imponente presencia y al costado de la ruta , el fluir del Rio Mendoza, hubo que concentrarse para pasar los obstáculos en tiempo correcto, y luego contar con gran sentido espacial para recorrer 3000 metros en 2,57 minutos, disminuyendo la velocidad en el momento justo para pasar las dos mangueritas siguientes sin sumar ni un segundo más ni un segundo menos del tiempo fijado

De Cacheuta hacia la ruta 7, otra vez el desfile de bellísimos clásicos se encamina para el próximo duelo.

ENTRE VIÑEDOS Y EL PODIO: Ahora bien cronometrados los relojes, segundos y metros era el desafío la tercera experiencia entre los vibrantes colores de los tardíos viñedos de la Bodega Melipal. Esta prueba fue la más larga, los participantes debieron marcar tiempos correctos en los 8 obstáculos para dar con el objetivo en un último esfuerzo antes de poner a cero el odómetro y abandonarse al resultado.

Después de la competencia y en un clima familiar y amistoso la procesión de los coches más lindos de Mendoza se dirigió Al Camping Dique Cipolleti para el almuerzo y la entrega final de premios, alrededor de las 15.

Seguí todas las notas de Clásicos y Sport

¿Qué sentís?
74%Satisfacción6%Esperanza14%Bronca3%Tristeza3%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|06:03
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"