Deportes

Tres Superclásicos sudamericanos en un día

Tanto en Argentina, como en Chile y Uruguay hoy se disputaron los partidos más importantes de cada liga.

La pasión futbolística llegó a su paroxismo en la tarde del domingo en Argentina, Uruguay y Chile, donde se vivieron los llamados superclásicos de los campeonatos locales en una rara coincidencia entre los torneos.

Boca-River en Argentina, Nacional-Peñarol en Uruguay y Universidad de Chile-Colo Colo en Chile -el orden de los equipos respeta la localía coyuntural- hicieron vibrar a los aficionados, y estar pendientes a los que no lo son.

En el caso de los duelos clásicos rioplatenses, la coincidencia es todavía mayor ya que ambos comenzaron a las 16H30 local (19H30 GMT), impidiendo más que nada que los aficionados uruguayos puedan ver el choque argentino por TV.

En Buenos Aires Boca y River igualaron a 1 (goles de Manuel Lanzini al minuto para River y del uruguayo Santiago Silva a los 38 para Boca) al tiempo que en Montevideo Peñarol dominó a Nacional con un claro 3-0. Anotaron Antonio Pacheco (4), Marcelo Zalayeta (17) y Mathías Aguirregaray (85 de penal).

El duelo chileno se disputó al mediodía y fue triunfo 3-2 para Universidad de Chile en un emocionante partido. Charles Aránguiz dio el triunfo a los azules en el minuto 89.

Realidades opuestas

Boca Juniors recibía a River Plate en su feudo de la Bombonera necesitado de puntos en un torneo Final que lo tenía en el puesto 18 con nueve unidades, en tanto los millonarios marchaban en el tercer puesto con 21.

La vibración de las tribunas del feudo boquense fue como hace 10, 20, 60 o 70 años, incontenible.

Pero en este caso tuvo un sabor especial ya que no había un superclásico allí desde hace dos años, el tiempo que hubo que esperar para que River pagara sus pecados en la segunda división antes de regresar a la élite del fútbol argentino.

Ya se vieron las caras en el torneo Inicial, un emotivo 2-2 en el Monumental de los de la banda roja.

Más allá de una rivalidad que está a punto de cumplir 100 años en lo que se refiere a partidos oficiales -el primero registrado es de agosto 1913-, el clásico de este domingo se había centrado en sus entrenadores.

Carlos Bianchi y Ramón Díaz son los DT más laureados en Boca y River respectivamente, y ante la falta de estrellas sobre el césped, la prensa local hablaba de un duelo de entrenadores.

Las estrellas envejecidas de Boca (Riquelme, 35 años) y de River (Trezeguet, 35), no jugaron por estar lesionados.

Cruzando el Río de la Plata, Nacional y Peñarol se vieron las caras en un legendario y también repleto estadio Centenario de Montevideo.

Aquí también había realidades un poco diferentes, ya que el albo -que oficiaba de local esta tarde- llegaba en alza ante un aurinegro que había perdido sus últimos dos partidos.

Pero en el clásico todo fue al revés, Peñarol dominó desde el inicio del partido, y un Nacional impotente sufrió tres expulsiones.

Los aurinegros se acercaron al puntero del torneo Clausura, Defensor Sporting, al tiempo que los albos prácticamente perdieron toda chance de campeonar.

Peñarol sabe que definirá el título uruguayo porque ganó el Apertura, en tanto Nacional debía triunfar para mantener posibilidades en el Clausura o en la tabla Anual, que brinda opciones si el ganador no triunfó en ninguno de los torneos de la temporada.

El clásico fue el estreno en estas lides del entrenador argentino de Nacional Rodolfo Arruabarrena -veterano de superclásicos argentinos cuando jugaba en Boca- y era clave en el destino de Jorge Da Silva, DT de Peñarol, que si perdía sería cesado.

El tradicional duelo uruguayo se registró por primera vez en 1932 en lo que respecta a la era del profesionalismo, aunque los colores son rivales desde 1900.

Al otro lado de los Andes, en Santiago, la Universidad de Chile recibió a Colo Colo necesitada de un triunfo para mantenerse en la lucha por el título del Torneo Transición.

Los azules vencieron 3-2 con un gol de Charles Aránguiz a los 89 minutos, tras un partido parejo con vaivenes en el marcador y lograron quedar a dos puntos de los punteros del campeonato: Universidad Católica y Unión Española.

Colo Colo por su parte llegó a la nueva edición de una rivalidad que comenzó en 1938 en partidos oficiales sin opciones al título.

Los malos resultados recientes ya empezaron a poner en duda la suerte del entrenador Hugo González, más complicada tras la derrota clásica.

En la noche del domingo habrá muchos argentinos, uruguayos y chilenos felices en tanto otros tratarán de buscar distracciones para el fin de una aciaga jornada.
Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 01:37
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 01:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos