Deportes

El Tomba goleó y gustó en el Malvinas Argentinas

Los dirigidos por Palermo lograron recuperar la sonrisa al vencer por 3 a 0 al Sabalero. De esta forma acorta distancia con Newell´s.

Godoy Cruz cambió radicalmente su realidad futbolística que venía arrastrando las últimas fechas del Torneo Final y goleó 3 a 0 en el Malvinas Argentinas a Colón de Santa Fe. El equipo Tombino dejó una buena imagen ante el Sabalero, sobretodo en la recta final de cada tiempo donde se apreció el volumen de juego que tanto pide el entrenador Martín Palermo.

El primer tiempo estuvo divido en dos partes claramente diferenciadas, donde el punto de quiebre fue el gol de Mauro Óbolo. Es que durante 34 minutos el partido fue bastante discreto por no decir malo, donde los equipos entregaron muy poca emoción e incluso algunos plateístas llegaron al bostezo.

Desde el principio, el Tomba quiso adueñarse del balón y hacerlo circular para encontrar las bandas, sectores donde tal vez se apreció lo más dinámico de esa media hora de juego. Por el lado del Sabalero, no mostró signos de querer llevarse por delante al Expreso, es más, el elenco de Santa Fe se dedicó a esperar en su campo y luego de recuperar la posesión del esférico apostar a la salida rápida de Facundo Curuchet y a la potencia de Emanuel Gigliotti. Sin embargo las llegadas más interesantes de la visita llegaron gracias a los mediocampistas.

Los espectadores debieron esperar bastante tiempo para gritar el primer uhhh! de la tarde noche, porque cuando promediaban los 25 minutos Iván Moreno y Fabianesi metió un cabezazo en el corazón del área que pasó muy cerca del travesaño. Luego en una contra de Colón, Sebastián Prediger capturó el balón en la puerta del área rival y disparó fuerte, pero su envío volvió a rozar el horizontal.

A pesar de que la mayor parte de la tenencia de pelota era de Godoy Cruz, las más jugosas eran de los de Pablo Morant. Pero esa tendencia la revirtió el equipo de Martín Palermo, gracias a un increíble regalo de la defensa visitante. Ronald Raldes se confió al cubrir la pelota, pero antes de que se pierda por la línea de fondo apareció Castillón para madrugar al zaguero y metió un pase atrás para Óbolo que no perdonó.

Ese tanto cambió el panorama, porque Godoy Cruz modificó su actitud y salió con más ganas a aumentar la diferencia. Así, con empuje llegó el segundo gol después de que el debutante Fabricio Angileri desborde por izquierda, envié un centro y encuentre el frentazo de Gonzalo Castellani que liquidó a Diego Pozo.

En la etapa complementaria Colón pasó a ocupar el mayor porcentaje en la posesión de balón, debido a que tenía la urgencia de volcar a su favor la realidad en el Malvinas. En tanto el Expreso pasó a serenarse ante la desesperación del Sabalero pero siempre manteniendo la concentración a la hora de marcar y de encarar algún contraataque.

Justamente esa vía fue la que ensayó el elenco de Palermo en varias ocasiones para inquietar a Pozo, pero ni Castillón ni el Mago Ramírez no tuvieron la firmeza para culminar exitosamente las jugadas. Mientras Colón se dedicó a acumular pelotazos y empezó a mostrar falencias a la hora de gestar situaciones de riesgo.

Cuando el reloj marcó 35 minutos, Godoy Cruz sentenció la historia nuevamente aprovechando los horrores defensivos de su rival a la hora de soportar los balones aéreos. Tras un córner del Mago Ramírez, Óbolo asistió a Nicolás Sánchez que con el arco a su merced estampó el 3 a 0.

No quedaría tiempo para más y la victoria del Tomba volvió a sentirse en el Malvinas Argentinas, algo que era tan deseado por el conjunto mendocino como el agua en el desierto.

Opiniones (0)
23 de enero de 2018 | 04:12
1
ERROR
23 de enero de 2018 | 04:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes