Deportes

Boston se acerca a los Knicks de Prigioni

Los Celtics derrotaron a los Knicks y se pusieron 2-3 en los cuartos de final del Este. Tres puntos de Prigioni. Delfino se lesionó en el triunfo de Houston.

Con la soga al cuello, Boston hizo reflorecer la mística celta y volvió a vencer a New York para mantenerse con vida en los cuartos de final de la Conferencia Este. A puro triple, se impuso 92-86 como visitante y llevó la serie a casa, donde intentará forzar el séptimo partido. En el perdedor hubo una limitada participación del argentino Pablo Prigioni. 

Con un goleo repartido pero una contundencia letal desde atrás de la línea de tres, los Celtics dominaron el juego desde el segundo cuarto y cerraron un triunfo vital. El veterano de 35 años Jason Terry revitalizó al equipo desde el banco, totalizando 17 puntos, con cinco aciertos sobre nueve intentos en triples. Además, el capitán Paul Pierce marcó 16, con cuatro triples y Jeff Green hizo 18, con dos tiros desde afuera. Kevin Garnett y Brandon Bass también sumaron en doble dígito, con 16 y 17 unidades, respectivamente, y el histórico ala-pívot se lució bajando 18 rebotes.

En tanto, en los Knicks no pudo brillar Carmelo Anthony, siempre fundamental en su equipo. La estrella de New York volvió a ser poco efectivo y con 22 puntos fue el máximo anotador, aunque encestó solo ocho de sus 24 tiros de campo. Raymond Felton trató de secundarlo, marcando 21 unidades. En tanto, Prigioni, quien volvió a salir como titular, estuvo en cancha 13 minutos y solo marcó un triple y apenas pudo dar una asistencia. En los momentos clave del juego, el base cordobés se quedó sentado en el banco. 

Con la serie 3-2 en favor de New York Knicks, estos cuartos de final continuarán el viernes en Boston, donde los Celtics están obligados a ganar por tercera vez consecutiva para seguir soñando con una remontada histórica. 

Houston no se dio por vencido y anoche venció por segunda vez consecutiva a los Thunder para ponerse 2-3 en la serie de cuartos de final de la Conferencia Oeste. Pese a tener que lamentar la baja de Carlos Delfino por una lesión en su pie izquierdo cuando promediaba el segundo cuarto, los Rockets se impusieron 107-100 en Oklahoma y ahora llevan la acción a Texas, con la esperanza de forzar el séptimo y decisivo partido. 

El Lancha apenas pudo completar 10 minutos antes de tener que irse a los vestuarios. En ese lapso, solo intentó un tiro de campo, limitado por la dolencia que lo terminaría marginando del juego. La ausencia del santafesino no se sintió tanto en la faz ofensiva, a pesar de su buen partido el último lunes, sino por su efectiva defensa sobre la estrella rival, Kevin Durant. 

De todos modos, James Harden dio la cara y, ante su exequipo, tuvo una noche fantástica. El barbado marcó 31 puntos y bajó ocho rebotes. Además, tuvo una notable eficacia en triples, metiendo siete de sus nueve intentos y marcando la tendencia que llevaría a los Rockets a quedarse con el juego. Con 14 triples en total (el dominicano Francisco García también se destacó con cinco), mantuvieron la ventaja que sacaron en el primer cuarto y terminaron festejando una gran victoria como visitantes. Fue buena la labor del pívot turco, Omer Asik, con 21 unidades y 11 rebotes.

Por el lado de los Thunder, como era de preverse la ofensiva giró en torno a Durant. El 35 marcó 36 puntos, pero falló demasiado desde detrás de la línea de tres: apenas encestó uno de sus ocho intentos. Como en el juego anterior, Oklahoma sufrió la ausencia de Russell Westbrook, la segunda figura del equipo, y por ahora sigue pagando por su falta de variantes, a pesar del buen juego del base suplente, Reggie Jackson. 

Con esta victoria, los Rockets prolongaron una serie que, hasta la lesión de Westbrook, parecía liquidada. El viernes la acción continuará en Houston y si el equipo de Delfino, con o sin él, logra un nuevo triunfo, todo se definirá el domingo en Oklahoma.

Opiniones (0)
21 de enero de 2018 | 14:19
1
ERROR
21 de enero de 2018 | 14:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos