Deportes

El entrenador de Austria prohibió el ingreso a prostitutas y managers

El seleccionador austríaco de fútbol, Josef Hickersberger, anunció hoy un minucioso código de conducta que deberán seguir sus jugadores durante la Eurocopa, y que define como "visitantes indeseados" a prostitutas, managers y asesores de futbolistas.

Además de "sobreentendidos" como la puntualidad y el respeto, Hickersbeger impuso a sus hombres prohibiciones y limitaciones muy concretas para el torneo que se celebrará del 7 al 29 de junio en Austria y Suiza.

Así, por ejemplo, no estará permitido telefonear con móviles en los vestuarios ni en comidas conjuntas. La noche termina a las 22:30, y la sugerencia es que los jugadores lean "un buen libro" en sus habitaciones. Jugar a las cartas o con dados está terminantemente prohibido.

También hay espacio para el eterno debate sobre el sexo en las concentraciones, y Hickersberger tiene clara la respuesta: durante la Eurocopa, nada de nada.

Los internacionales austríacos sólo podrán ver a sus novias en "el hall del hotel o en salones similares".

Y habrá personas especialmente "non gratas", entre las que figuran "no sólo prostitutas, sino tambien managers o asesores de jugadores".
En Imágenes