Deportes

Ecclestone no se molesta por Super-Aguri: "Mejor, hay más lugar"

Tras la renuncia del equipo japonés, la Fórmula 1 vuelve a ser un club de diez escuderías y 20 pilotos. Dos plazas están libres, pero la enorme inversión en dinero, recursos humanos y material técnico ponen en duda que haya inversores.

La desaparición de Super-Aguri reabrió y calentó el debate sobre los altos costos de la Fórmula 1, algo que inquieta a sus responsables.

"Me parece una pena que la ampliación de la Fórmula 1 a más equipos haya fracasado. Y ahora existe el peligro de que haya aún menos equipos", se lamentó el alemán Norbert Haug, director deportivo de Mercedes.

"Espero que no sea una tendencia y que pronto volvamos a tener todos los equipos previstos", añadió su compatriota Nick Heidfeld, piloto de BMW-Sauber.

A Bernie Ecclestone, "hombre fuerte" de la Fórmula 1, la ausencia de los japoneses parece en cambio no molestarlo en absoluto.

"Eso significa más lugar. Los equipos se expanden cada vez más con sus áreas de hospitalidad y sus camiones. Cada vez tenemos menos espacio", dijo el británico a motorsport-total.com.

"Hoy por hoy no veo que se sume un nuevo equipo así sin más", opinó Haug.

Es casi al revés: Toro Rosso se perfila como la próxima víctima. La escudería propiedad de Red Bull debe encontrar antes de fin de 2009 un nuevo co-propietario, porque el "rey" de las bebidas energéticas, el multimillonario austríaco Dietrich Mateschitz, quiere vender su 50 por ciento. Hasta él tiene suficiente con un equipo.

Junto al Red Bull y el Toro Rosso de Mateschitz, sólo Force India y Williams son completamente privadas. En los últimos años varias escuderías como Prost, Jordan, Jaguar y Arrows desaparecieron o fueron compradas y transformadas en cuanto a señas de identidad.

Para entrar en uno de los clubes más exclusivos del mundo se necesitan al menos 120 millones de dólares. Y si se quiere luchar por el título hay que pensar en no menos de 400, algo que sólo pueden soportar fabricantes de automóviles como BMW, Mercedes, Toyota, Honda, Renault y Ferrari. Cuando en 2010 entre en vigor la regla por la que todos los equipos deberán ser constructores de sus autos, ser parte de la Fórmula 1 será más caro aún.

La explosión de costos no es nueva, y cíclicamente regresa el debate en el mundo de apariencias que es la Fórmula 1. Su presupuesto anual es de 4.000 millones de dólares, y circula la idea de plantear un tope obligatorio.

Según la revista especializada "auto, motor und sport", la propuesta de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) es que a partir de 2009 cada equipo pueda gastar sólo 230 millones de dólares, un año más tarde 200 y en 2011 no más de 170. Fuera de esas cifras quedan los costos de los motores y los salarios de los pilotos.

"Está claro que no se puede cambiar todo de la noche a la mañana, pero, en mi opinión, en dos años deberíamos llegar a cifras que sean alcanzables también por equipos independientes", opinó Mario Theissen, director deportivo de BMW.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|07:18
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|07:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016