Vendedores ambulantes siguen tratando de instalar sus puestos

Los trabajadores quieren volver a la calle a trabajar como siempre, pero la policía de Mendoza ahora tiene la firme orden de desalojarlos y no permitirles instalarse.

El tironeo de posturas sigue tensando la relación entre la Municipalidad de Capital y los vendedores ambulantes mendocinos. A pesar de las reuniones con funcionarios, justicia y mediadores,  a pesar de las ofertas de trabajo alternativo y del traslado hacia un local cerrado, los comerciantes no ceden y Fayad no los dejará volver a instalarse en la calle.

La policía de Mendoza, autoridades municipales, están en las inmediaciones de calles General Paz y Patricias Mendocinas, vigilando atentos para que no vuelvan a instalarse los mesones en las veredas.

“Si la fiscal ve que hay delito, se desalojará”, afirman los protagonistas de las fuerzas de seguridad. Esta mañana la fiscal Anabel Orozco, a cargo del seguimiento de este caso, estuvo en la zona haciendo una inspección ocular en el lugar. Luego de unos minutos, se retiró y quedó en contacto con el comisario a cargo de la seguridad del lugar, pero dejó dicho que “si hay delito, peleas o agresiones, va a mandar a desalojarlos inmediatamente”.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 23:12
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 23:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial